21/07/2024 11:36:16 PM
21/07/2024 11:36:16 PM

Zapatero se acobarda ante Felipe González y no quiere un cara a cara entre ambos

Que los ex presidentes socialistas del Gobierno, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, mantienen posiciones diferentes en asuntos como la ley de amnistía o los acuerdos de Pedro Sánchez con independentistas no es ninguna novedad. El primero llegó a proponer al segundo un cara a cara para debatir abiertamente sobre estas discrepancias. Sin embargo, no veremos un mano a mano entre Felipe González y Zapatero porque el segundo ha hecho el avestruz y ha metido la cabeza en tierra para evitar quedar en evidencia ante el primero.

Felipe González, en una entrevista con Carlos Alsina en Onda Cero, recordaba que ha mantenido posturas distintas con Zapatero y que incluso es posible que discrepen hasta en lo que es la izquierda. «Por mi parte, sin duda, no tengo ningún problema», señaló el ex presidente a la pregunta de si debatiría con el otro ex presidente socialista del Gobierno.

Zapatero se raja y rechaza debatir con Felipe González.

Alsina: “El expresidente afirma que su compromiso con EL PSOE le lleva a no polemizar y menos aún con un ex secretario general y un expresidente del Gobierno” pic.twitter.com/lLm78A0nqE

— Pablo Haro Urquízar (@pabloharour) June 24, 2024

 

Pero no veremos este deseado encuentro, pues Zapatero ha declinado la oferta con el argumento de que su “forma de entender el compromiso con el PSOE le lleva a no polemizar con compañeros, y menos aún con quien comparte la doble condición de ex secretario general de los socialistas y expresidente del Gobierno”.

Es curioso que Zapatero quiera rehuir a Felipe González cuando incluso ha compartido recientemente foros hasta con José María Aznar. Pero un cara a cara de los dos históricos socialistas dejaría patente las contradicciones del sanchismo con las políticas pasadas del PSOE.

Felipe González, además de ofrecer este cara a cara, también dejó en evidencia el apoyo de Zapatero a los regímenes chavistas de Sudamérica. “No voy a considerar de izquierdas a un tipo como Maduro, para eso no estoy maduro”, bromeaba, calificando al presidente de Venezuela como un «sátrapa». Felipe González ironizaba que “ni siquiera pertenezco al Grupo de Puebla. O sea, no tengo sello de calidad, por eso cada vez me siento más solo”. Otro dardo a Zapatero, que sí apoya el llamado Grupo de Puebla que engloba a los países con presidentes chavistas y populistas de izquierda del continente americano.