29/05/2024 08:49:41 AM
29/05/2024 08:49:41 AM

¿Y si Begoña Gómez es imputada? La UCO investiga el caso de la mujer de Sánchez

Como es sabido, los negocios de Begoña Gómez están bajo la lupa del juez Peinado, titular del juzgado número 41 de Instrucción de Madrid. Se da por hecho que la mujer de Pedro Sánchez será exonerada por los tribunales. “Es muy feo lo que ha hecho desde el punto de vista de la limpieza democrática, pero probablemente no es delito y la investigación no va a ir a ninguna parte”, se escucha decir en muchas tertulias y foros periodísticos. “La denuncia es muy floja y será archivada con toda probabilidad”, se repite de forma mayoritaria.

¿Y si no se archiva? ¿Y si el juez sigue adelante? De momento, Peinado ha encargado a la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil la investigación, tal y como informa Fernando Lázaro en El Mundo. Se trata de la unidad de élite de la benemérita en la lucha contra la corrupción. La misma que investigó o investiga casos como Gürtel, Púnica, Negreira, Koldo, Rubiales y cientos y cientos de ellos más.

El juez podría haber encargado la investigación a la Policía Judicial, bien de la Guardia Civil o de la Policía Nacional, pero ha optado por el cuerpo de élite. Su decisión no implica ninguna culpabilidad, por supuesto, pero sí denota dos cuestiones importantes: por una parte, da importancia a denuncia y encarga una investigación en profundidad; por otra, demuestra que la presión del Gobierno le resbala.

Esto último es vital en una democracia. La teatralidad de Sánchez con su encierro a “reflexionar” en la Moncloa y las acusaciones de que esta investigación judicial una campaña de la derecha y la ultraderecha contra el Gobierno no parecen haber hecho mella en el ánimo del juez Peinado. Tampoco la campaña de acoso personal y escrutinio a su familia. El poder judicial debe ser inmune e independiente al poder ejecutivo. Es una gran noticia para nuestra democracia que el juez sea capaz de evadirse de todas esas presiones.

La opción de que Begoña Gómez sea llamada a declarar como investigada quizás no es tan descabellada como algunos apuntan. Si eso ocurre, ¿qué harán Pedro Sánchez y el PSOE? ¿Le bastará con insistir en esa supuesta trama de la derecha y la ultraderecha judicial, policial y mediática? ¿Qué precio para la credibilidad de España como país tiene que el presidente cuestione un proceso judicial independiente?