17/06/2024 10:44:41 PM
17/06/2024 10:44:41 PM

Un vigilante del COE eyaculaba en botellas de sus compañeras: «El agua sabe mal»

 

El Comité Olímpico Español (COE) ha mostrado su «más absoluto rechazo ante conductas que atenten contra la integridad y la libertad de las personas«, en referencia al vigilante de seguridad que prestaba servicios en la sede del organismo en Madrid y que fue detenido por eyacular en botellas de agua de sus compañeras, y defendió que es un «entorno laboral seguro».

«Ante las informaciones publicadas en varios medios de comunicación en relación con la detención de un vigilante de seguridad que prestaba servicios en la sede del COE a través de una empresa externa, deseamos manifestar nuestro más absoluto rechazo ante conductas que atenten contra la integridad y la libertad de las personas», dijo el organismo en su página web.

🔴 Las cámaras captaron al vigilante masturbándose en las botellas: «El agua sabe rara» https://t.co/h9rkNTpIpG

— Antena 3 Noticias (@A3Noticias) June 11, 2024

 

El COE también insistió en su «firme compromiso con la garantía de los derechos de los trabajadores» del organismo en sus instalaciones, después de que este martes fuera detenido un vigilante de seguridad que trabajaba en la sede del organismo, acusado de eyacular en varias ocasiones en las botellas metálicas de agua de dos compañeras de trabajo.

Según relató el COE, los hechos fueron descubiertos «hace algunos meses tras una revisión de las imágenes del circuito interno de videovigilancia» de la sede del organismo, las cuales pusieron en conocimiento de la Policía «de forma inmediata» y «a través de la correspondiente denuncia».

«Desde el COE confiamos en que la investigación policial y judicial esclarecerá lo sucedido. Las autoridades cuentan desde el mismo momento en que los hechos fueron descubiertos con la total colaboración del COE», afirmó el texto publicado por el organismo.

Delito de agresón sexual y contra la autoridad moral

El vigilante nocturno se masturbaba en su puesto de trabajo para eyacular dentro de dos botellas propiedad de sendas empleadas del Comité Olímpico. Los vídeos revelan que lo hizo en varias ocasiones por lo que ha sido acusado de un delito contra la autoridad moral y otro de agresión sexual.

El detenido por su parte se ha excusado porque según su versión estas trabajadoras «le hacían la vida imposible» a su esposa, también empleada del COE, según han señalado fuentes de la investigación. Las víctimas han negado estas acusaciones, a la vez que han recordado que en ocasiones «el agua sabía mal», y que éstas aparecían cambiadas de sitio.