29/05/2024 07:48:48 AM
29/05/2024 07:48:48 AM

Tres mil asistentes a la primera jornada de The Wave, la gran feria tecnológica

Aragón se abre a las nuevas tecnologías. La región es conocido a nivel nacional e internacional por su protagonismo en la logística o la industria del automóvil. A partir de ahora la comunidad autónoma quiere sumar una nueva etiqueta, la de la tecnología, un sector económico que tiene ya una fuerte raigambre en este territorio, con más de 8.500 trabajadores de forma directa y un gran potencial por exprimir.

Con ese propósito ha comenzado en Zaragoza el congreso The Wave (La Ola), un ágora tecnológico con vocación de permanencia y cerca de tres mil asistentes que ha impulsado el Gobierno de Aragón. Zaragoza se convierte durante dos días en la capital tecnológica del país. Lo hace no sólo mediante el trabajo de las empresas que ya están asentadas en el territorio, tanto grandes corporaciones como compañías de menor tamaño y capital autóctono, sino también con esta cita.

🚀 Hoy asistimos a #TheWaveTechExpo, congreso en el que se expondrán las tecnologías más punteras durante dos días, donde la tecnología encuentra su propósito empresarial.

🔗 Hoy y mañana se compartirá innovación y conexión con líderes del sector.@CEEIARAGON @IAF_Aragon pic.twitter.com/cv49DmF5bu

— Parque Tecnológico Walqa (@WALQAPT) May 15, 2024

 

La vicepresidenta y consejera de Economía, Empleo e Industrial del Gobierno de Aragón, Mar Vaquero, durante la inauguración del foro, que cuenta entre sus ponentes a representantes de expertos de multinacionales como Google, Microsoft e IBM, y compañías aragonesas como Hiberus, Imascono y Certest Biotech, ha afirmado que esta comunidad «es una tierra fértil» en tecnología «y lo estamos demostrando», un territorio «que hemos sembrado entre todos», ha añadido, y que tiene «las puertas abiertas de par en par» para acoger a nuevos operadores.

En este sentido, ha recordado la apuesta por Aragón que han hecho gigantes como Amazon Web Services (AWS) o Microsoft, pero ha recalcado que «no llegaron por el azar o la suerte», sino porque «teníamos una trayectoria de un potente sector tecnológico, sólido y convincente, que ya hace tiempo que se reveló como estratégico y crucial».