30/05/2024 09:36:24 PM
30/05/2024 09:36:24 PM

Tarta de manzana de Irlanda a la antigua: saborea el encanto de lo auténtico

La producción de manzanas en Irlanda tiene una historia que se remonta a más de 3.000 años. Esta fruta está tan ligada a la cultura irlandesa, que existe una leyenda tradición que afirma que San Patricio mismo plantó varios manzanos en la tierra irlandesa.

Las manzanas silvestres son originarias de Irlanda y Gran Bretaña

Los manzanos silvestres son árboles autóctonos de Gran Bretaña e Irlanda, y es probable que su fruto haya sido aprovechado por las personas desde tiempos inmemoriales . No obstante, arqueobotánicos han observado que los vestigios de estas manzanas parecen ser más comunes en el período del Proyecto TIME, especialmente a partir del año 3400 aC.

Este fruto, además de ser apreciado por su sabor, ha sido el corazón de numerosas tradiciones y prácticas culturales a lo largo de la historia.

La Leyenda de San Patricio y los Druidas

La leyenda cuenta que San Patricio plantó los primeros manzanos en Irlanda, una historia encantadora que se suma al misticismo que rodea a esta fruta. Sin embargo, los druidas reclaman su lugar en la historia, ya que las manzanas han sido parte del folclore y las tradiciones celtas durante milenios.

Desde tiempos antiguos, las manzanas han sido valoradas por sus propiedades curativas y su significado simbólico en la cultura celta.

Manzanas en la antigüedad y en la época medieval

El cultivo de manzanas se remonta a la antigüedad , con evidencia de su presencia en la tumba de la reina Pu-Abi, datada hace 4.500 años.

En la mitología griega y romana, las manzanas eran símbolos de amor y belleza. Los romanos introdujeron variedades con un sabor más dulce en Gran Bretaña en el siglo I dC, marcando un hito en la evolución de este fruto en la región.

Llegada a Irlanda y expansión del cultivo.

Las semillas de manzanas dulces posiblemente llegaron a Irlanda a durante la migración de los celtas desde Europa . Se cree que San Patricio mismo plantó un manzano en Ceangoba, cerca de Armagh, en el año 1000 aC

Los monjes de los monasterios de Culdee, establecidos en Armagh en el siglo IX , disfrutaban de las manzanas durante los festivales. Con el tiempo, el cultivo de manzanas se extendió por toda Irlanda, especialmente en el condado de Armagh, donde los huertos prosperaron en el siglo XII.

El cultivo moderno de manzanas en Irlanda.

Hoy en día, el cultivo de manzanas en Irlanda sigue siendo una parte importante de la agricultura. La variedad más común plantada es la Bramley’s Seedling, ideal para cocinar , que se cultiva principalmente en Armagh, Dublín, Louth y Meath.

El sureste de Irlanda es conocido por sus manzanas para sidra, mientras que las manzanas para comer se encuentran principalmente en los condados del sureste y en Dublín.

Se han realizado numerosas investigaciones para encontrar variedades de manzanas adecuadas para las condiciones de cultivo irlandesas. Las manzanas se plantan estratégicamente para madurar sucesivamente, lo que garantiza un suministro continuo desde finales del verano hasta principios de la primavera.

Las manzanas irlandesas se encuentran en mercados de agricultores, tiendas agrícolas y algunos puntos de venta minorista, manteniendo viva la rica tradición de este fruto en la isla esmeralda.

Tarta de Manzana Irlandesa a la Antigua

Ingredientes

375 g de harina común
150 g de mantequilla, fría, picada
155 g (3/4 taza) de azúcar en polvo, más 55 g (1/4 taza) extra
2 cucharaditas de polvo para hornear
1/2 cucharadita de canela molida
4 (aproximadamente 750 g) de manzanas Granny Smith, peladas, sin corazón y picadas en trozos grandes (trozos de aproximadamente 2-3 cm)
2 huevos
60 ml (1/4 taza) de leche
Natillas de vainilla o crema doble, para servir

Preparación

Precalentar el horno a 180 C/160 C con ventilador. Invierta la base de un molde desmontable redondo de 22 cm (tamaño de la base).
Engrasar la base con mantequilla derretida y luego forrar con papel de horno.
Asegurar la base nuevamente en el molde, permitiendo que el papel sobresalga del borde. Engrasar el costado del molde.
Colocar los 375 g (2 1/2 tazas) de harina común y los 150 g de mantequilla, fría y picada, en un recipiente grande.
Usar las yemas de los dedos para frotar la mantequilla con la harina hasta que la mezcla parezca migas finas.
Agrega 3/4 taza de azúcar o 155 g, 2 cucharaditas de levadura en polvo y 1/2 cucharadita de canela molida. Revolver hasta que esté bien combinado.
Añade las 4 manzanas Granny Smith (unos 750 g), peladas, sin corazón y picadas en trozos grandes (trozos de unos 2-3 cm) y revolver hasta que estén bien combinados.
Batir los 2 huevos y 60 ml (1/4 taza) de leche en una jarra.
Verter la mezcla de huevo en la mezcla de harina y revólver hasta que esté bien mezclada.
Verter la mezcla del pastel en el molde preparado. Usar el dorso de una cuchara para presionar firmemente y esparcir la mezcla sobre la base.
Espolvorear la parte superior con 1/4 taza de azúcar.   
Hornear por 1 hora 10 minutos o hasta que al insertar una brocheta en el centro, ésta salga limpia.
Dejar reposar  durante 10 minutos para que se enfríe un poco. A contiuación, retirar del molde, tirando del papel de horno que nos ayudará a sacar la tarta sin que se rompa.
Transferir a un plato para servir y acompañar con natillas  Se pueden usar natillas del supermercado o preparar natillas caseras con antelación.

En conclusión, esta receta de Tarta de Manzana Irlandesa a la Antigua es un deleite para los sentidos, combinando la dulzura natural de las manzanas con el crujiente de una masa perfectamente horneada.

Esta receta evoca la tradición y el encanto de la cocina casera . Puedes prepararla en casa usando ingredientes sencillos, el resultado te sorprenderá. Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.