24/06/2024 12:08:48 PM
24/06/2024 12:08:48 PM

Sumérgete en el lujo en estos tres fabulosos hoteles con spa

Desde la antigua Roma, las termas y el agua como elemento sanador tenían una gran relevancia social. Fueron de los primeros en crear circuitos de baños con aguas a diferentes temperaturas, con efectos medicinales y de relax para el que las disfrutaba, los precursores de los actuales spas, vocablo que procede de la expresión latina ‘salus per aquam’.

Después de meses de trabajo y rutinas agitadas, es hora de desconectar. Es esencial relajarse, recargar pilas, buscar el equilibrio y rejuvenecer. Unos días en un oasis en el que tú seas el protagonista, perfecto para nutrir cuerpo y mente, y aprovechar al máximo la temporada estival.

En Mallorca, Kimpton Aysla

Ubicado en Santa Ponsa, al suroeste de la isla, a tan solo 14 km de Palma y alejado del bullicio, tienes el Kimpton Aysla Mallorca, simbiosis de lujo y bienestar. Está catalogado como “resort boutique” y no simplemente como “hotel boutique” porque, aunque tiene solo 79 habitaciones, cuenta con 22.000 m2, en los que disfrutar de un ambiente relajado, tres piscinas, gimnasio con máquinas y clases dirigidas, zona de Spa y tratamientos, amplios jardines, diferentes restaurantes y bares, etc. Si repartiéramos a todos los huéspedes en un momento de lleno total, por toda la superficie de este resort, cada uno contaría con más de 140 m2.

Como en el resto de los hoteles de 5 estrellas, los servicios y la atención, son la seña de identidad. Sin embargo, queremos contarte detalles diferentes, que no encontrarás en otros. Desde que entras en el hotel y te ofrecen su horchata refrescante de almendras mallorquinas, comienzas a ser consciente de lo especial que va a llegar a ser tu estancia en este resort que el grupo hotelero IHG, al que también pertenecen los hoteles Intercontinental, tiene en Mallorca y que recibe el nombre de Aysla, como unión de aire e isla.

Sus habitaciones, diseñadas por el arquitecto local Guillermo Reynés, que combina toques clásicos y modernos, se abren a amplias terrazas o jardines privados, a los que se acceden por dos puertas, una situada en la zona de la cama y otra dentro de la propia ducha. Imagina la sensación de salir en albornoz y tumbarte en la hamaca de esta zona privada, lejos de miradas indiscretas y escuchando los pájaros y los gekos autóctonos de la zona.

Su SPA, gestionado por la prestigiosa firma francesa Maison Codage, te hará sentir en el paraíso, por el trato personal que recibirás, comenzando por un diagnóstico de tu piel, para optar por el tratamiento facial y corporal que más te convenga y elaborar tu propio serum, que posteriormente podrás seguir adquiriendo por la web y recibirlo en casa. El servicio de SPA se complementa con una larguísima piscina cubierta y climatizada, con una zona enorme de jacuzzi, perfecta para nadar y relajarse.

Y, como estamos hablando de darte un capricho, respecto a la restauración, puedes elegir entre diferentes restaurantes y ambientes, con una amplia oferta gastronómica, tanto mediterránea, especialmente mallorquina, como asiática. Algo muy especial en este hotel es el ‘Kimpton Social Hour’, que diariamente se organiza en la cava de vino del hotel, donde los huéspedes catan diferentes vinos y bebidas locales, sin coste adicional, al que podrás ir con quien quieras o solo, pues copa en mano, es una gran oportunidad para conocer a otros huéspedes del hotel. Un plan muy divertido.

El privilegiado enclave del Aysla te permitirá optar por muchos más planes, como jugar al tenis o al golf, ir a varias de las playas más cercanas, visitar Palma, conocer el Mercado del Olivar y su Gastroteca Mauricio, ir a Puerto Adriano, subir al Castillo de Bellver o recorrer la Sierra de Tramontana, declarada en 2011 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A muchos de esos planes podrás acercarte andando, en bicicleta del hotel o en transporte organizado desde la recepción. Aunque, si la idea es descansar, también puedes disfrutar de las vistas de dos de los picos de la Sierra, Sa Rateta y Galatzó, desde cualquiera de las tumbonas de las dos piscinas exteriores situadas entre los jardines autóctonos del hotel, una solo para adultos y otra para todos los públicos, o desde el pool restaurante Zayt, que hay entre ellas.

Si no necesitas hotel, porque tienes o alquilas apartamento, no dejes de ir a este resort, ya que todos los servicios de gimnasio, piscinas, Spa y tratamientos, bares y restaurantes pueden ser contratados por público no alojado en el hotel. Es una muy buena opción para unas vacaciones relajantes en la zona de Santa Ponsa.

En Asturias, Las Caldas Villa Termal by Blau hotels

Si habitualmente hablamos de hoteles con spas impresionantes, Las Caldas Villa Termal by Blau hotels cambia el paradigma, pues es el propio spa el que tiene el completo protagonismo. Ubicado en Asturias, a tan solo 8 km de Oviedo, es un complejo de  10.000 m2, con dos espacios termales,  el Balneario Real y el Centro Aquaxana, enfocados al wellness y al bienestar, que brinda gran variedad de servicios como spa, clínica, tratamientos de belleza, detox y de adelgazamiento, gimnasio, entrenadores personales y actividades deportivas al aire libre para hacer solo, en familia, en pareja o con amigos, todo ello en un entorno rodeado de naturaleza, con dos hoteles dentro de su complejo, de cuatro y cinco estrellas y sus respectivos bares y restaurantes.

El Balneario Real, antigua casa de baños construida hace casi 250 años y que, tras una gran reforma dirigida por el arquitecto asturiano D. Manuel Reguera, siguiendo un proyecto de Ventura Rodríguez, cuenta con espacios abiertos y la última tecnología en circuitos, chorros y accesos, en el que nos sumergimos en el mundo de la hidroterapia. Sus tres áreas diferenciadas son el Manantial, la Sala de las Columnas y la zona de tratamientos.

El Manantial ofrece circuitos estimulantes a través de sus espacios abovedados, piscinas de relajación, termas secas y de vapor, y todo ello presidido por la cueva de la que brota el agua mineromedicinal de Las Caldas a 40ºC. Sus grandes cristaleras permiten que la luz entre y al fusionarse con el agua cree tonalidades que llaman la atención, tanto más si ese contacto entre sol y agua se produce en la zona de burbujas o chorros. Sumergiéndote en las distintas piscinas, podrás conseguir beneficios terapéuticos pues sus aguas están indicadas para afecciones reumáticas, respiratorias y de retención de líquidos y tienen efectos sedantes, analgésicos, antinflamatorios, relajantes y descontracturantes.

La Sala de las Columnas es el área más exclusiva del Balneario Real, un circuito excepcional con piscina de 24 m², pediluvio, ducha tropical, ducha de contrastes, terma romana, jacuzzi y zona de descanso, pensado para disfrutar en privado, en pareja o en pequeños grupos de amigos. ¡Imagina todo este espacio solo para ti y los tuyos!

El área Wellness & Beauty cuenta con 25 modernas cabinas de tratamientos individuales y en pareja en las que se aplican distintas técnicas como baños de hidromasaje con agua termal, chorro jet, ducha escocesa o Vichy, aplicaciones de lodos, fangos y algas, gran variedad de masajes, tratamientos de Indiba y muchos otros corporales y faciales.

Pero, Las Caldas tiene otra área de baño y relajación, el Centro Aquaxana, un espacio que destaca por su singular arquitectura, inspirada en el emblemático Panteón de Roma, con diferentes zonas de hidroterapia en varias piscinas cubiertas unidas, que fluyen hacia el exterior donde podrás disfrutar de otra piscina climatizada a los pies de la naturaleza asturiana. La más original es una gran piscina redonda cubierta por una impresionante cúpula que descansa sobre ingentes columnas que rodean la piscina, que forman pequeños espacios semiprivados y favorecen la relajación incluso en momentos de máxima afluencia.

El balneario te ofrece planes personalizados en función de los días de tu estancia, que comienzan con una primera consulta médica, con los que ayudar al organismo a eliminar toxinas acumuladas, asimilando nutrientes y regenerándose para alcanzar un equilibrio total.

En Guadalajara, Castilla Termal Brihuega

En la ‘Provenza española’, una tierra donde la lavanda florece sin límite, encontrarás un paraíso del lujo y bienestar, que fue inaugurado en 2023; el único hotel de 5 estrellas de la provincia de Guadalajara. Es el Castilla Termal Brihuega, al que puedes ir si necesitas un momento de relax, un parón de tu cuerpo y mente, una desconexión de una noche o más, pues está a menos de una hora de Madrid, con vistas a la Alcarria.

Construido bajo los muros de la antigua Real Fábrica de Paños del siglo XVIII, este edificio de planta redonda cuenta con 78 habitaciones, que conservan la esencia de la construcción que las alberga, manteniendo algunos muros de piedra y vigas de madera en los techos, con una decoración actual e integrada con el mobiliario de la época y que ofrecen vistas a sus jardines versallescos del siglo XIX, con un gran mirador sobre el río Tajuña, y más allá, al pueblo y al valle que los rodea, gracias a sus altísimos ventanales.

Su área Wellness y spa cuenta con una amplia piscina termal con chorros relajantes y descontracturantes, un gran jacuzzi, una piscina exterior, zonas de relax y 11 cabinas de tratamientos para la realización de exclusivos masajes, duchas Vichy, rituales y programas de bienestar personalizados. Con todo ello eliminarás el estrés, relajarás tu musculatura y obtendrás una sensación absoluta de paz y tranquilidad.

Incluye en su oferta varios tratamientos especialmente diseñados con recursos autóctonos como la miel, la lavanda e incluso las telas, que juegan un papel esencial para conducir al visitante hacia un placentero viaje sensitivo. Es el “masaje 1750” inspirado en la Real Fábrica de Paños construida en ese año, diseñado para liberar tensiones, eliminar estrés y recuperar flexibilidad a base de armónicos movimientos y estiramientos realizados con telas, junto con un envolvente aroma, que crean un experiencia única e irrepetible.

Su espacio gastronómico, situado bajo su emblemática cúpula, ofrece platos auténticos inspirados en la cocina castellanomanchega y elaborados con productos de proximidad y temporada, donde la materia prima de la máxima calidad es la base de una cocina que combina lo tradicional con lo vanguardista y se riega con vinos cuidadosamente seleccionados.

Muy cerca del hotel puedes visitar el Museo de la Miel de La Alcarria, la Destilería Jardín de la Alcarria, localidades con encanto e interesante patrimonio histórico y cultural, como Hita o Torija, o realizar la Ruta de los Pueblos Negros de Guadalajara.

Brihuega tiene multitud de rincones en los que perderse como el Castillo de Piedra Bermeja, construido sobre un fortín árabe, al que se añadieron otras estancias y capilla en los siglos XII y XIII; la Plaza del Coso, donde se ubica el Ayuntamiento y se celebraba el mercado; las cuevas árabes, una serie de grutas que atraviesan el subsuelo de Brihuega; sus numerosas fuentes, entre las que destaca la Fuente Blanquina, la de los Doce Caños o las Fuentes de las Eras del Agua, y las puertas de entrada a la ciudad.

Castilla Termal es una cadena española que no deja de sorprendernos en cada uno de sus cinco hoteles en Solares 4* (Cantabria), Valbuena 5* y Olmedo 4* (ambos en Valladolid), Burgo de Osma 4* (Soria) y Brihuega 5* (Guadalajara), por su compromiso con el patrimonio, las personas y la sostenibilidad, basada en el cuidado del entorno, en lo económico, social y medioambiental. Estamos deseando visitar sus nuevas aperturas programadas en Cotalba y Peñaranda.