24/05/2024 07:32:02 PM
24/05/2024 07:32:02 PM

Suiza gana el Eurovisión más polémico y Nebulossa queda en el puesto 22

Llegó a su fin una de las ediciones más polémicas y llenas de dudas de Eurovisión. La celebración del festival se ha visto empañada desde el día uno por las quejas de miles de personas e incluso de algunos artistas por la participación de Israel, unas quejas con las que incluso llegaron a pedir la expulsión del Eden Golan, la representante del país hebreo.

La expulsión de Joost Klein, el artista de Holanda, puso en jaque la final, aunque después de toda la incertidumbre vivida el sábado, la gran final de Eurovisión transcurrió con total normalidad. Todos los países actuaron y las votaciones se dieron con total normalidad.

Nemo, el representante de Suiza, lograba conquistar el Micrófono de Cristal con sus 591 puntos, con los que se impuso a Croacia, que era la gran favorita y se quedó con 547 puntos. A pesar de haber amenazado con no salir a cantar, Nemo finalmente salió al escenario a interpretar su tema ‘The Code’, que pareció conquistar a media Europa.

SUIZA, ganadora de #Eurovision 2024 con Nemo y ‘The Code’. Nos vamos a Suiza en 2025 y, seguramente, con muchos cambios. #EurovisionRTVE
pic.twitter.com/iuPV93H9M8

— Espace (@eurovisionspace) May 11, 2024

 

Nebulossa cumple sus malas expectativas

No fue el caso de Nebulossa, la propuesta de España para la gran final de Eurovisión. Tanto RTVE como el propio dúo alicantino tenían claro que no iban a luchar por la victoria, eso sí, su objetivo era bien distinto, mostrar una canción divertida y movida que pusiera en pie al pabellón de Malmö, algo que parece que consiguieron.

Entre tanta tormenta, gracias @Nebulossa_of, por el momento de ilusión y alegría que hemos vivido con la actuación. Otro año más se ha llevado el trabajo bien hecho a #Eurovision.
pic.twitter.com/CNxFqOvIwI

— Espace (@eurovisionspace) May 11, 2024

 

Mery Bas y Mark Dasousa se plantaron sobre el escenario de Malmö para cantar su tema ‘Zorra’, que tanta polémica ha suscitado en nuestro país, y aunque cumplieron con el papel esperado, logrando que todo el público coree su canción, el resultado fue desastroso. Nebulossa quedó en el puesto 22, una cifra que empeora el resultado conseguido por Blanca Paloma y que devuelve a España a las posiciones que llevaba ocupando años, algo que solo cambió Chanel con su SloMo y su tercer puesto.

Si España realmente quiere aspirar a ganar Eurovisión se necesita presentar una propuesta más seria y que no sirva solo para divertir, con mejor letra y con mejor rango vocal, algo para lo que supuestamente está hecho el Benidorm Fest, encontrar la mejor propuesta de España para Eurovisión.