13/04/2024 09:47:28 PM
13/04/2024 09:47:28 PM

Sánchez y Bolaños, los reyes del «decretazo»

Ante su evidente precariedad parlamentaria, Moncloa se apunta este año también al ordeno y mando legislativo. El Gobierno ha anunciado este martes el Plan Anual Normativo de la Administración General de Estado de 2024 con toda la actividad legislativa que llevará a cabo este año y que estará compuesto por un total de 198 iniciativas, de las cuales el 75% serán Reales Decretos, mientras que el resto serán leyes ordinarias u orgánicas.

 

Así lo ha anunciado el ministro de Justicia, Presidencia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, donde ha concretado que del total de iniciativas, 149 serán Reales Decretos, 43 serán leyes ordinarias y otras 6 leyes orgánicas.

De estas normas, 36 son compromisos con la Unión Europea de obligado cumplimiento para recibir los desembolsos de los fondos europeos, mientras que otras 62 leyes son transposición de directivas para incorporar al derecho nacional normativas que ya forman parte del derecho europeo.

Bolaños ha explicado que estas normas «son reales decretos y por tanto de rango reglamentario» y no son «Reales Decretos-Ley», una fórmula de carácter provisional que puede ser dictada por el Gobierno cuando concurre una circunstancia de extraordinaria y urgente necesidad para que entre en vigor sin ser validado al instante por las Cortes.

El titular de Justicia ha expuesto que la prioridades de este plan anual normativo del año 2024 son «las que vienen inspirando la acción del Gobierno progresista desde su nacimiento», como son la modernización del país «desde una perspectiva verde y digital», también en las instituciones públicas, o la mejora de las condiciones en el empleo y de la situación socioeconómica.

Entre las leyes más importantes que espera aprobar el Ejecutivo este año se encuentran la Ley de Industria, la Ley del Cine, o la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), que data de 1882 y para la que «ha llegado el momento» de una adaptación «al siglo XXI».

También se encuentran en el Plan del Ejecutivo los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2025, después de renunciar a presentar los de 2024. Las cuentas públicas para el año que viene, según Bolaños, «están muy trabajadas» y se seguirá trabajando sobre ellas «en los plazos legales establecidos».

Otras de las medidas mencionadas por el dirigente socialista son una ley orgánica de medidas para reforzar la protección frente a la violencia de género, una ley de igualdad en el acceso y disfrute de los servicios sociales, así como una batería de medidas para «el colectivo de los jóvenes», que se suman a las ya aprobadas como la reforma laboral, la Ley de Vivienda o el aumento de las becas.