15/06/2024 08:47:45 AM
15/06/2024 08:47:45 AM

Sánchez y Armengol pueden «camuflar» la amnistía hasta después del 9-J

Levantado el veto del Senado en el Congreso, por PSOE y sus socios al dictamen sobre la Ley de Amnistía, todo parece indicar que la Ley entrará en vigor de forma inminente, pero eso no es así. El Gobierno de Pedro Sánchez lo sabe y sabe también que, tanto en el Tribunal Supremo como en la Audiencia Nacional existen cuestiones prejudiciales, redactadas desde hace meses (los que ha dormido en el Senado la Amnistía) y preparadas para ser enviadas a los Tribunales Europeos en cuanto la dichosa amnistía entre en vigor.

 

El efecto suspensivo de esas cuestiones ante la Justicia Europea puede ser inmediato, pero, según circulaban este jueves por los pasillos del Congreso de los Diputados, miembros del Ejecutivo de Sánchez, el presidente se rige por otra “inmediatez”: la campaña electoral de las europeas en la que estamos inmersos y que desembocará en las urnas el próximo 9 de junio.

Los jueces no pueden presentar cuestiones prejudiciales ante los tribunales europeos hasta que la ley no haya sido publicada en el BOE. Pero para ser publicada en el boletín, la Ley de Amnistía tiene que haber sido publicada previamente en el Boletín Oficial de las Cortes.

 

La presidenta del Congreso, Francina Armengol, en su escaño en la presidencia de la Cámara.

Pese a que en el entorno de Sánchez piensan que la amnistía es un “tema amortizado” electoralmente, hay quienes creen que la irrupción de una cuestión prejudicial y, por tanto, una paralización de la amnistía, así fuera como medida cautelar, supone un escollo para los objetivos del PSOE en estas elecciones, por lo que, jugando con los plazos, se plantean evitar que esas cuestiones prejudiciales y la consiguiente paralización de la Ley de Amnistía se produzcan antes de finalizar la campaña electoral. Todo consiste en adaptar y jugar con los plazos a partir de este momento.

La ley aprobada este jueves debe ser sancionada por el Rey, que este fin de semana tiene un viaje de Estado a El Salvador, donde asistirá a la toma de posesión de Nayib Bukele.

Los jueces no pueden presentar esas cuestiones prejudiciales ante los tribunales europeos hasta que la ley en cuestión no haya sido publicada en el BOE, como se encargaban de remarcar portavoces de la UE, pero para ser publicada en el boletín, la Ley de Amnistía tiene que haber sido publicada previamente en el Boletín Oficial de las Cortes.

Además, debería ser sancionada por el Rey que este fin de semana tiene un viaje de Estado a El Salvador, donde asistirá a la toma de posesión de Nayib Bukele.

 

Con todo, la publicación de la Ley de Amnistía en el BOE podría retrasarse entre una semana y hasta quince días y, por tanto, cualquier acción contra el texto legal no podría iniciarse hasta ese momento. Sin paralización, se aplazaría asimismo el efecto mediático temido por no pocos miembros del Gobierno, especialmente en plena campaña electoral.

El calendario lo tienen claro en la mente en el entorno del presidente y el ritmo de los sucesivos pasos que hay que dar están en manos, en primer lugar, de la presidenta del Congreso, Francina Armengol, de la Casa del SM el Rey Felipe VI y, finalmente, del propio Gobierno de Pedro Sánchez.