24/05/2024 07:23:16 PM
24/05/2024 07:23:16 PM

Sánchez provoca otro nuevo desafío para el Rey: el enésimo avispero de Felipe VI en Zarzuela

Poco se podía imaginar el recién aterrizado nuevo jefe de la Casa Real, Camilo Villarino, que el primer reto que se iba a encontrar en su despacho sería una nueva crisis institucional por sorpresa y sin precedente alguno en la etapa de la Monarquía Constitucional.

El lunes Zarzuela estará pendiente del botón del artículo 99 de la Carta Magna. El que volvería a poner a Felipe VI al mando del timón del país.

Eso sí, Villarino -con los apuntes que le legó Jaime Alfonsín, curtido en mil batallas- cuenta con una ventaja: el Rey ha cursado en estos años un máster en bloqueos, vacíos de poder y repeticiones electorales.

 

Pero a pesar de todo, al Jefe del Estado se le puede abrir este lunes un escenario inédito: la primera dimisión de un presidente del Gobierno en los últimos 40 años. Una situación que le obligaría a activar mecanismos constitucionales inexplorados durante su reinado.

 

Felipe VI, que coincidió con Sánchez este miércoles durante la entrega del Cervantes, conoció de ese día por boca del protagonista sus intenciones. Y su equipo de juristas y colaboradores en Zarzuela se puso entonces a trabajar de inmediato para la peor de las resoluciones de esta crisis: la marcha de Sánchez y la inmediata activación del proceso para su relevo en La Moncloa. En este caso, tal como prevé la Constitución, el Rey volvería a tomar las riendas de la situación como Jefe del Estado.

 

Si el lunes Sánchez se va, no podrá colocar elecciones hasta el 23 de junio al no haber pasado un año desde los anteriores comicios. Así que, de inmediato, el gobierno entrará en funciones presidido por la vicepresidenta primera, María Jesús Montero.

 

Sin embargo, ella u otro socialista, deberán someterse a una nueva sesión de investidura. Y Felipe VI entrará en el escenario convocando una nueva ronda de consultas entre los portavoces parlamentarios del Congreso. Una marcha atrás para arrancar la etapa del postsanchismo.

Así que el lunes Zarzuela estará pendiente del botón del artículo 99 de la Carta Magna. El que volvería a poner a Felipe VI al mando del timón del país.