21/07/2024 09:57:42 PM
21/07/2024 09:57:42 PM

Sánchez busca dividir el PP y apretar el botón electoral

Los ‘marrones’ se le amontonan a Pedro Sánchez. El cerco a la ‘Trama Koldo’ huele cada día peor. Sobre la esposa del presidente las investigaciones siguen su marcha y no dejan de aparecer nuevas noticias cada vez más indigestas. A su fiscal general, Álvaro García Ortiz, lo va a imputar el tribunal por haberse saltado la ética, la estética y la ley para perjudicar a Isabel Díaz Ayuso, es decir, por utilizar su cargo, publicando información privada de la pareja de la presidenta madrileña para hacer política partidista al dictado del líder socialista. Pero, por si todo esto no era ya bastante, la ley de Amnistía, prometida a Carles Puigdemont, no acaba de arrancar y el ‘cobrador del frac’ ya avisa que va a pasarse por La Moncloa a que le paguen.

¿Alguien, con las cosas así, puede decir con seguridad que este otoño no habrá elecciones generales en España? Más todavía, Sánchez se ha quedado sin la pata izquierda de su Gobierno, porque Sumar ha saltado electoralmente por los aires y ha mostrado el bluf político que es Yolanda Díaz. Y esto se une a la debilidad parlamentaria del PSOE en el Congreso de los Diputados que le impide acometer leyes importantes como, por ejemplo, aprobar los Presupuestos.

Ciertamente, siempre se recuerda lo rocoso que es Sánchez y la capacidad que tiene para resistir. Pero, aún así, si se analizan los últimos pasos estratégicos del socialismo en busca de abrir una brecha interna en su principal rival (el PP) se debería concluir que el secretario general socialista abona el terreno para apretar el botón electoral. Ahora, antes del verano, toca agitar la división en la familia popular poniendo sobre la mesa asuntos que buscan dividirla, como el tema de la renovación del CGPJ o la fantasía de la pugna por el liderazgo entre Ayuso y Alberto Núñez Feijóo. Basta leer algunas noticias, en medios ‘progresistas’ y algunos despistados de centro derecha, para darse cuenta de lo que busca la publicidad monclovita. Seguramente, ruido mediático conseguirán para que parezca que hay dos PP, uno de ‘halcones’ junto a Ayuso, y otro de ‘palomas’ que susurran al oído de Feijóo. Ni siquiera son originales. Y cuando ese hilo acabe, que nadie descarte que el país vuelva a las urnas antes de que los niños de San Ildefonso canten los premios de la Lotería. A.M.BEAUMONT