25/06/2024 02:23:44 PM
25/06/2024 02:23:44 PM

Renault Rafale, un SUV coupé de altos vuelos fabricado en España

Este nuevo SUV Coupé lleva el nombre del Caudron-Renault Rafale, un avión de carreras de 1934 que surgió de la fascinación de Louis Renault por la aviación y la velocidad. 

El avión batió récords y ganó múltiples premios, y suponemos que a la marca del rombo le gustaría repetir honores con este nuevo coche. Méritos no le faltan. 

Rafale es el tercer SUV que se fabrica en la planta de Renault en Palencia y contará también con una versión híbrida enchufable de 300 CV y tracción total.

Para Renault el Rafale es el buque insignia de su gama, tanto por oferta mecánica como por acabados o equipamiento. Mide 4,71 metros de longitud con una silueta y unas proporciones de SUV coupé.

Impresiona por su equipamiento de serie, calidad interior y eficiencia.  

Lo más reseñable de su sistema de impulsión híbrido de 200 caballos es su buena respuesta y agrado de uso en la ciudad. Está compuesto por un motor de gasolina con turbocompresor de 3 cilindros y 1,2 litros que produce 130 CV y 205 Nm de par y dos motores eléctricos. En el apartado eléctrico, el motor principal desarrolla 70 CV y 205 Nm está alimentado por una batería de iones de litio de 2 kWh a 400 V. El motor eléctrico secundario HSG, con 25 CV y 50 Nm de par, se encarga de arrancar el motor de combustión interna y de gestionar los cambios de marcha sin necesidad de embrague.

La suspensión ofrece una buena experiencia de conducción con reacciones ágiles y firmes en curvas, pero que reducen el confort. 

Decepciona la breve pausa que se produce entre que pisas el acelerador con energía y responde el cambio automático. Dicho esto, esto no se nota cuando conduces normalmente, cambiando de marcha con suavidad.

Eficiencia híbrida con etiqueta ECO

Otro punto fuerte: su consumo es bajo; asociado a una caja de cambios automática multimodo su media es de 4,7 l/100 km. Según Renault, en ciudad es capaz de mover al Rafale hasta un 80 % del tiempo en modo eléctrico. En carretera, en conducción normal también gasta poco; unos 6,0 l/100 km si se combina autovía y carreteras comarcales. Incrementando el ritmo de marcha, el gasto llegó a los 7,1 l/100 km.

Su precio, no es barato, parte de 41.807 euros de la versión techno de 200 CV y de 46.172 de la esprit Alpine. La versión híbrida enchufable del Rafale estará disponible en acabados esprit Alpine y Atelier Alpine; saldrá a la venta en otoño.

El acceso al interior del habitáculo del Rafale es cómodo y en las plazas traseras hay amplio espacio para las piernas y para la cabeza. El maletero tiene una capacidad de 627 litros.

A destacar el techo panorámico opaco Solarbay sin necesidad de cortinilla física, basado en el desplazamiento de moléculas provocado por un campo eléctrico. Este techo de cristal inteligente puede controlarse por voz a través de Google Assistant o mediante un botón en el techo y oscurecerse total o parcialmente.

La plataforma sobre la que está ensamblado el Rafale es la CMF-CD de tercera generación, la misma que Renault emplea en los Austral y Espace

Al sistema de dirección a las cuatro ruedas Renault lo denomina 4Control advanced. Forma parte del equipamiento de serie de la versión esprit Alpine, pudiendo configurarse en techno. Permite al conductor girar las ruedas traseras hacia la izquierda o hacia la derecha junto con las delanteras, lo que facilita la maniobrabilidad en carretera y especialmente en ciudad para maniobras de aparcamiento.

En autopista, a velocidad de crucero, la dirección de las ruedas traseras en la misma dirección que las delanteras mejora la estabilidad del coche al reducir la inercia del eje trasero, pero en la carretera hace que el automóvil se sienta algo nervioso, con pequeños movimientos que causan ligeros cambios de dirección que hay que tener en cuenta.

En firmes en mal estado el confort se resiente. En lo que respecta al ruido del motor, cuando funciona solo con batería, silencio, pero incluso cuando el motor está en marcha, sólo se nota cuando se pisa con energía el acelerador. El ruido del viento y de la carretera está bien contenido.

Diseño y equipamiento

En cuanto al diseño destaca una parrilla frontal formada por pequeños rombos que organizan el espacio en 3D alrededor del emblema central y las luces diurnas situadas en los extremos del parachoques que simulan una flecha o la mitad del rombo de Renault, Las luces traseras inspiran su forma en el juego gráfico chino del tangram (un cuadrado cortado en 7 piezas).

El diseño del salpicadero apenas cambia con respecto al de los Austral y Espace Destacan dos pantallas: una horizontal de 12,3 pulgadas para la instrumentación y otra vertical de 12 pulgadas para manejar el sistema multimedia.

Los sistemas de seguridad y ayudas a la conducción (ADAS) son los mismos de otros modelos actuales de Renault, entre los que están los siguientes: faros matriciales de Led, control de velocidad activo, frenada automática de emergencia (también marcha atrás), sistema de mantenimiento de carril o un conjunto de cámaras 360 que generan una vista perimetral del vehículo, /alerta de salida segura del ocupante, etc.

Para la carrocería de la versión de 200 CV hay cinco colores diferentes, dos de los cuales son inéditos en Renault: Rojo Deseo, Negro Brillante, Gris Pizarra, y los  dos nuevos: Blanco Satinado Nacarado y Azul Alpine. La versión E-Tech 4×4 300 CV Atelier Alpine estrenará el exclusivo azul cumbre satinado. Las llantas pueden ser de hasta 20 pulgadas.

El diseño del salpicadero, sencillo y moderno, es parecido al de otros modelos recientes de Renault. Su ergonomía es buena.

El sistema multimedia openR link funciona con el sistema operativo «Android Automotive», aunque en este caso es la versión 12 del mismo, con mejoras en el rendimiento y en la conectividad del mismo y con pequeños cambios de diseño en los menús. La interfaz es totalmente personalizable y compatible con smartphones con Android Auto o Apple CarPlay, con o sin cable.

Las molduras del salpicadero le diferencian de otros modelos recientes de Renault. Las del acabado Esprit Alpine imitan el tacto de la pizarra y las de las versiones techno, el del corcho (teñida en negro). También son distintos los asientos delanteros, envolventes, con una cuidada sujeción lateral, tapizados exclusivos y, en el caso de las versiones con el acabado esprit Alpine y Atelier Alpine, el tejido Alcantara perforado de los asientos revela un revestimiento azul. El logo de Alpine situado en la parte superior del respaldo se ilumina al ritmo de los latidos del corazón humano.