16/04/2024 03:41:46 AM
16/04/2024 03:41:46 AM

Receta de bica gallega tradicional: el sabor auténtico de Galicia

La bica gallega es más que bizcocho tradicional; es un viaje a través del tiempo que recoge la rica herencia culinaria de Galicia.

Historia de la Bica Gallega

Este postre, con su sabor único y textura esponjosa, ha viajado a través del tiempo, desde las cocinas rurales hasta las mesas festivas de hoy. La cronología de la bica despliega una historia fascinante de sabor, tradición, y comunidad.

Orígenes en el Siglo XIX

La bica gallega encuentra sus raíces en el corazón rural de Galicia, donde los ingredientes simples, pero esenciales, estaban siempre al alcance. Si bien los detalles precisos de su creación se pierden en el tiempo, es indiscutible que desde el siglo XIX, este dulce ha ocupado un lugar destacado en las celebraciones locales y en el día a día de las familias gallegas.

En particular, la comarca de Terra de Trives se destaca por su versión original de la bica, conocida por su dulzura, su textura similar a un bizcocho y una corteza tostada que la hace inconfundible. Es en lugares como Puebla de Trives donde la bica no solo es un postre, sino un símbolo de festividad y orgullo local.

La evolución de la receta

Con el paso del tiempo, la bica ha visto variaciones en su receta, adaptándose a los gustos y las tradiciones de diferentes localidades en Orense.

Tradicionalmente, se elabora con ingredientes como manteca de vaca, huevos, azúcar, canela, y masa de pan fermentada. Sin embargo, existen versiones que optan por utilizar únicamente claras de huevo, nata, azúcar y harina, demostrando la diversidad y riqueza de este postre.

La receta orensana, de acuerdo con panaderos locales, ha sido un estandarte en las cocinas domésticas por al menos un siglo, reflejando la transmisión de esta tradición culinaria de generación en generación.

Celebración y Reconocimiento Contemporáneos

En la actualidad, la bica gallega no solo se conserva como una tradición, sino que también se celebra y promociona más allá de sus lugares de origen. La ‘Festa da Bica en Cabeza de Manzaneda’, que se realiza a comienzos de julio, es un claro ejemplo de esta evolución.

Durante esta festividad, se llegan a servir hasta 3000 trozos de bica, acompañados de licor de café y música de gaitas, consolidando su lugar en el corazón cultural y gastronómico de Galicia.

Además, su promoción ha llevado a la bica más allá de las fronteras de la comarca, atrayendo turismo hacia la Ribeira Sacra y los cañones del río Sil, y permitiendo que empresas como Bica de Trives o Dona Barona la introduzcan en nuevos mercados.

Receta de bica gallega tradicional

La receta de la Bica Gallega es conocida por su suavidad y esponjosidad, así como por su delicado y sutil dulzor. A continuación se presenta una receta auténtica para elaborar este delicioso y tradicional postre gallego. 

Ingredientes:

400 g de harina 
400 g de azúcar 
200 g de mantequilla 
5 huevos 
200 g de nata líquida con un 35% de materia grasa 
1 sobre de levadura

Para adornar:

80 g de azúcar

Preparación:

1.Precalentar el horno a 180ºC. 

2.Batir la nata con unas varillas hasta obtener una consistencia montada. Reservar en la nevera. 

3.En un recipiente, batir los huevos y agregar la mitad del azúcar. Batir nuevamente y añadir la otra mitad del azúcar.

4.Incorporar la nata a la mezcla anterior y combinar bien. 

5.Derretir la mantequilla en el microondas durante 40 segundos a máxima potencia. Apagar el microondas y dejar reposar la mantequilla dentro durante un par de minutos. 

6.Agregar la mantequilla derretida al resto de los ingredientes y mezclar. 

7.Tamizar la harina con un colador para obtener una textura más fina. 

8.Añadir la levadura tamizada y combinar. 

9.Incorporar gradualmente la harina a la mezcla de huevos, nata y mantequilla. Agregar dos cucharadas de harina, batir, y repetir hasta integrar toda la harina. 

10.La mezcla debe tener una textura cremosa y consistente. 

11.Forrar un molde con papel de horno y verter la masa en él. 

12.Espolvorear azúcar por encima de la masa con una cuchara para formar una capa crujiente. 

13.Hornear a 180ºC durante 40 minutos. 

14.Sacar del horno y dejar reposar. 

15.Opcionalmente, espolvorear un poco de azúcar glass antes de servir.
La historia de la bica gallega es una fascinante mezcla de cultura, tradición y gastronomía que no solo deleita el paladar sino que también conecta al comensal con el rico tejido de la vida gallega.

Su evolución, desde los humildes orígenes rurales hasta convertirse en un icono de festividad y orgullo local, nos invita a descubrir y celebrar el legado culinario de Galicia.

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión