18/06/2024 12:22:39 AM
18/06/2024 12:22:39 AM

Podemos presume de gente en sus mítines y se lleva una dosis de realidad

Podemos sigue en sus horas más bajas y las próximas elecciones europeas del 9 de junio son la última bala que les queda en el cargador a los morados para intentar salvar la papeleta. Estos últimos días han organizado dos eventos: el primero el pasado jueves precisamente para iniciar la campaña para esos comicios, con Irene Montero como candidata a la cabeza, y otro este sábado 25 de mayo con motivo de la ‘Fiesta de la Primavera’ de Podemos, organizada en el distrito madrileño de Villa de Vallecas con la plana mayor de la formación con Ione Belarra, Irene Montero, Isa Serra o Pablo Fernández, entre otros.

Durante el acto tomaron la palabra las dos caras más visibles y que fueron ministras de Sánchez: Belarra y Montero. En el caso de la primera, su discurso fue destacado en las redes sociales por Pablo Echenique. El que fuera portavoz en el Congreso presumía de que Belarra había “conseguido poner en pie a más de 1.000 personas” con sus palabras, incluso “llegando a emocionar a muchas de ellas hasta las lágrimas”.

Este discurso de @ionebelarra ha conseguido poner en pie a más de 1000 personas y ha emocionado a muchas de ellas hasta las lágrimas por un sencillo motivo: es de verdad. 💜🔥✊🏼 pic.twitter.com/Y6UXE8JHYp

— Pablo Echenique (@PabloEchenique) May 25, 2024

Todo ello por un simple motivo, según Echenique: “es todo verdad”. Sin embargo, un usuario de la red social X ha rebajado la euforia de los morados con una foto que golpea con una dosis de realidad a Echenique, Belarra, Montero y compañía, que se juegan su futuro en la política durante las próximas semanas. Los organizadores -de Podemos- hablaban de más de 1.000 personas en este acto que tuvo lugar en el ‘Auditorio Trece Rosas’, pero la foto aportada desde el escenario hacia los asistentes pone seriamente en duda esas cifras.

 

A pesar de que es el peor momento de la historia de los morados tras varios batacazos seguidos en las urnas que les han hecho perder peso en el panorama político actual, su misión es vender ilusión a los suyos para no acabar desapareciendo. Es por ello que Belarra ha evocado el décimo aniversario de la formación, recordando que las elecciones europeas es la oportunidad de «volver a poner en pie» a la izquierda transformadora, ya que considera que son los únicos “que se lo pueden poner difícil ante un bipartidismo que pretende volver a ser hegemónico”.