18/04/2024 11:35:02 PM
18/04/2024 11:35:02 PM

Piden 2 años y 6 meses de cárcel para Rubiales y la RFEF toma medidas drásticas

La Real Federación Española de Fútbol ha vivido un miércoles bastante complicado ya que se ha anunciado que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido que se condene a 2 años y 6 meses de cárcel a Luis Rubiales por el beso no consentido a Jenni Hermoso. La organización se ha desmarcado de todas las acciones que ha llevado a cabo el ex presidente, tanto con este caso como con las últimas investigaciones sobre corrupción, y, además, también han tomado medidas contra miembros como Albert Luque. 

La RFEF anunció que elevará ante su Comisión Gestora la puesta en marcha de una auditoría forense «sobre cualquier tipo de contrato que pueda estar bajo sospecha por la actuación» de Luis Rubiales y dejó clara su «total desvinculación con las conductas y actuaciones irregulares» que haya podido tener presuntamente su ex presidente.

«La RFEF quiere mostrar su total desvinculación con las conductas y actuaciones irregulares de su ex presidente y de todos aquellos que pudieran esta involucrados, así como incidir en que esta institución está muy por encima de sus dirigentes», señaló la RFEF en un comunicado a raíz de los acontecimientos sucedidos la semana pasada con los registros en la sede federativa llevados a cabo por la UCO por delitos de corrupción y blanqueo de capitales en contratos relacionados con el ente desde 2018.

La fiscalía solicita 2.5 años de cárcel para Rubiales.

Sabéis cuál era la palabra que más pronunciaba este personaje en sus apariciones públicas?

VALORES.

Y si no le dabas jaboncito, ahí estaba su jefe de prensa, gesticulando indignado como poseído por la niña del exorcista.

— MisterChip (Alexis) (@2010MisterChip) March 27, 2024

 El organismo, que recordó que está «personado» en la causa abierta, «exigirá responsabilidades a los encargados de enviar la documentación requerida por los juzgados, si se confirma que incumplieron su obligación». «Además, depurará cualquier otra responsabilidad que pudiera derivarse ante conductas y decisiones irregulares», subrayó.

La RFEF recalcó que es «una institución fundamental, base del fútbol español, casa de las selecciones nacionales e integrada por profesionales que desarrollan su trabajo con eficacia y que velan en conjunto por el progreso de este deporte con gran responsabilidad y esfuerzo». «Es por ello, que no debe quedar unida a las conductas particulares, en especial las de aquellos que, siempre presuntamente, han tenido conductas execrables, cuando no ilegales», aseveró.

El ente federativo resaltó que «durante los últimos seis meses», tras todo lo sucedido durante la final del Mundial Femenino de Fútbol por el inapropiado beso de Luis Rubiales a Jenni Hermoso, ha dirigido «todos los esfuerzos a lograr esta estabilización y cerrar la crisis generada, trabajando para que se volviera hablar de nuevo de fútbol».

🔴 𝗖𝗢𝗠𝗨𝗡𝗜𝗖𝗔𝗗𝗢 𝗢𝗙𝗜𝗖𝗜𝗔𝗟

La RFEF elevará a la Comisión Gestora la puesta en marcha de una auditoría forense.

ℹ️ https://t.co/93vPqZZ8x2 pic.twitter.com/zfAnx15PnK

— RFEF (@rfef) March 27, 2024

«Desde la RFEF se es consciente de la importancia del momento actual, a meses de una Eurocopa, unos Juegos Olímpicos y de la presentación de la candidatura del Mundial. Por ello, se garantiza ante FIFA, UEFA, el CSD y todos los aficionados y aficionadas la estabilidad de esta institución. El fútbol español es mucho más que sus expresidentes o dirigentes y así se quiere trasmitir a la opinión pública», sentenció.

En este sentido, el presidente de la Comisión Gestora de la RFEF, Pedro Rocha, advirtió que es «imprescindible separar y desvincular» a la institución «de las conductas presuntamente delictivas» y que «se llegará hasta el final en depurar cualquier responsabilidad existente».

Las medidas de la RFEF

Por otro lado, el organismo suspendió este miércoles cautelarmente a su responsable de Marketing, Rubén Rivera, y al director de la selección absoluta, Albert Luque, por sus coacciones a la delantera Jenni Hermoso a raíz del beso no consentido que le dio Luis Rubiales, tras el escrito de acusación realizado por la Fiscalía. «La RFEF ha decidido apartar de sus funciones a los directores investigados por coacciones a la jugadora Jenni Hermoso, tras las informaciones sobre su escrito de acusación de la Fiscalía en este caso», indicó la Federación a través de su página web.

🔴OFICIAL

La @rfef suspende de sus funciones a Albert Luque y Rubén Rivera, director de marketing de la Federación Española de Fútbol

«Dejarán de ejercer sus tareas hasta que se esclarezca este asunto judicial», ha explicado el organismo federativohttps://t.co/qbSZs7u7n2 pic.twitter.com/IkA6nX8Mlv

— Teledeporte (@teledeporte) March 27, 2024

«En este sentido, el director de Marketing, Rubén Rivera, y el responsable deportivo de la selección, Albert Luque, dejarán de ejercer sus tareas hasta que se esclarezca este asunto judicial», concluyó la RFEF en su comunicado de prensa. Así, la Fiscalía pidió este mismo miércoles a la Audiencia Nacional que condene a 1 año y 6 meses de cárcel por ese delito de coacciones a Luque, a Rivera y también a Jorge Vilda, que era seleccionador femenino cuando Rubiales besó sin permiso a Hermoso en Sídney, Australia.