24/04/2024 09:10:59 PM
24/04/2024 09:10:59 PM

Paz Padilla se ahorra 10.000 euros demostrando que no se le caen los anillos

La carismática presentadora y actriz Paz Padilla ha dado un giro sorprendente a su hogar al renovar su cocina por sí misma. Después de dos décadas con la misma cocina, la humorista decidió que era hora de un cambio.

Su antigua cocina, con muebles de madera de tonos oscuros y apagados, ya no encajaba con su espectacular casa. Sin embargo, cuando solicitó presupuesto para una reforma profesional, se encontró con una cifra impactante, incluso para ella: 10.000 euros. Determinada a no dejarse engañar, la cómida andaluza optó por una solución creativa y económica: pintar y renovar ella misma su cocina.

 

La presentadora demostró ser toda una “manitas” al desmontar las puertas, bisagras, tapas de cajones y tiradores de los armarios. También retiró enchufes y lijó meticulosamente los muebles para prepararlos para la pintura. El secreto estaba en la pintura de imprimación, que aseguraría que el color se adhiriera correctamente.

Paz Padilla eligió un vibrante verde botella como nuevo tono para sus muebles, siguiendo la tendencia de la pintura a la tiza, popular en los últimos años.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Paz Padilla (@paz_padilla)

El proceso fue minucioso: dos capas de pintura a la tiza y una última capa de barniz mate para proteger su renovado mobiliario. El resultado fue sorprendente: una cocina fresca y moderna que reflejaba su estilo personal. Pero lo más impresionante fue el ahorro: se evitó los 10.000 euros del presupuesto inicial. La gaditana no solo transformó su cocina, sino también su perspectiva sobre el abuso de los personajes famosos. “El ser artista no significa que te tengan que engañar”, declaró con orgullo.

Esta historia nos recuerda que la creatividad y la determinación pueden convertir un espacio antiguo en algo nuevo y emocionante. Paz Padilla, con su talento y habilidad, ha demostrado que a veces la mejor reforma está en nuestras propias manos.