21/07/2024 10:17:34 PM
21/07/2024 10:17:34 PM

Otra tragedia en la Casa Real británica: la princesa, grave tras un accidente

La Casa Real inglesa lo ha confirmado. La hermana del Rey Carlos III, la Princesa Ana, permanece ingresada en el hospital de Bristol tras sufrir un accidente este pasado domingo 23 de junio. La hija de la difunta Reina Isabel II sufre conmoción cerebral y heridas leves, según ha informado este lunes 24 de junio el Palacio de Buckingham.

La Princesa ha sufrido heridas leves y una conmoción cerebral tras un incidente en la finca de Gatcombe Park ayer por la tarde. Su Alteza Real permanece en el Hospital Southmead, Bristol, como medida de precaución en observación y se espera que se recupere completa y rápidamente», reza el comunicado.

«El Rey ha sido permanentemente informado y se une a toda la Familia Real para enviar su más cariñoso amor y buenos deseos a la princesa para una pronta recuperación«, concluye el mensaje emitido por Buckingham.

Statement from Buckingham Palace about an incident involving Princess Anne yesterday. She remains in hospital in Bristol.
It seems that her injuries were caused by a horse or horse. She has head injuries.
Her brother, the King, has been kept informed. pic.twitter.com/4jIQAGDBx4

— Chris Ship (@chrisshipitv) June 24, 2024

 

La causa de la lesión no está confirmada, pero los tabloides británicos han señalado que el accidente podría haber sido provocado por uno de sus caballos de la finca. “Se entiende que fue con un posible impacto de la cabeza o las patas de un caballo”, han apuntado medios como la BBC, Daily Mail y The Mirror, entre otros. En los medios además se especula sobre las lesiones, que dicen ser más graves que lo que ha tratado de comunicar oficialmente Palacio.

Princesa Ana: el riesgo de los caballos

La princesa Ana es conocida por su amor a los caballos y sus logros en los deportes ecuestres, convirtiéndose incluso en el primer miembro de la Familia Real británica en competir en unos Juegos Olímpicos, en concreto, en Montreal en 1976.

Tal y como les venimos informando en los últimos tiempos en ESdiario, este 2024 es terrible para la Corona británica. Así, desde enero, la monarquía británica se está enfrentando a una de sus peores crisis hasta la fecha. El delicado estado de salud del Rey Carlos III y de Kate Middleton por su cáncer ha dominado la prensa internacional y del mundo del corazón desde entonces.

Tanto el soberano como la esposa del Príncipe Guillermo desaparecieron para recuperarse de su enfermedad. Carlos III reapareció a finales de abril, mientras que la princesa de Gales hizo lo propio el pasado 15 de junio, por el Trooping The Colour.

Así, la princesa Ana, segundogénita de la difunta Isabel II, se convirtió en el nuevo buque insignia de Buckingham. Los duques de Edimburgo, Eduardo y Sofía, también tomaron el testigo y cogieron las riendas de los deberes reales.