30/05/2024 09:27:40 PM
30/05/2024 09:27:40 PM

Mañueco, en recuerdo a Isabel Carrasco: «Tu fuerza sigue empujándonos»

En el décimo aniversario del trágico fallecimiento de Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación de León y del PP provincial, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, honra su memoria. Carrasco fue víctima de un tiroteo el 12 de mayo de 2014, un asesinato que conmocionó a la nación y transformó el panorama político autonómico.

10 años sin ti. Tu fuerza y recuerdo sigue empujándonos para avanzar y mejorar #León y toda la Comunidad. Siempre en nuestro corazón, amiga. pic.twitter.com/KKttpWk6v1

— Alfonso F. Mañueco (@alferma1) May 12, 2024

 

Mañueco, en un mensaje compartido en sus redes sociales y destacado por Europa Press, recuerda a Carrasco como una «amiga» cuyo legado sigue impulsando el progreso y la mejora tanto en León como en la comunidad en general.

«10 años sin ti. Tu fuerza y recuerdo sigue empujándonos para avanzar y mejorar León y toda la Comunidad. Siempre en nuestro corazón, amiga», ha escrito Mañueco en X.

Los disparos mortales fueron perpetrados por Montserrat González, en colaboración con su hija, Triana Martínez, y la amiga de esta última, la agente de la Policía Local, Raquel Gago. El fatídico suceso ocurrió alrededor de las 17:00 del 12 de mayo, cuando Carrasco, durante la campaña electoral para las elecciones europeas, se dirigía desde su residencia en el paso de La Condesa hacia la sede del Partido Popular, al otro lado del río Bernesga, utilizando una pasarela.

Montserrat González y Triana Martínez fueron condenadas a 22 y 2o años de prisión, respectivamente, y ambas permanecen en régimen de segundo grado en la cárcel de Villabona, en Asturias, y sin disfrutar de ni un sólo permiso durante todo este tiempo. Las peticiones por parte de ambas han sido varias en estos años, pero su nulo arrepentimiento, su mala conducta en prisión y su amenaza de fuga han descartado permiso alguno.

Por su parte, Raquel Gago recibió una condena de 14 años y se encuentra en tercer grado desde febrero de 2022 y pasea con libertad por las calles de Madrid, con una pulsera telemática de localización.