28/05/2024 01:33:44 AM
28/05/2024 01:33:44 AM

Los ‘ultras’ ante los que calla y cede Sánchez: Junts saca su lado más racista

“No queremos ser Murcia con sardanas”, no es una frase de un candidato de Vox o del partido radical Aliança Catalana, que se estrena en unas autonómicas este 12 de mayo en Cataluña y puede ser una de las sorpresas de la noche electoral. Es la afirmación que hace el número tres de Junts a las europeas y jefe de la oficina del prófugo Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo, Aleix Sarri.

Al más puro estilo supremacista, el dirigente de Junts publicaba un artículo, compartidos por las propias redes del partido, donde desprecia a los murcianos indicando que “el 12 de mayo tenemos que elegir entre convertirnos en una Murcia con sardanas o conseguir que la nación y la lengua perdure y convertirnos en la Eslovenia del Mediterráneo occidental”

El partido de Carles Puigdemont acentúa su discurso más xenófobo para competir electoralmente con otros independentistas como ERC o la citada Aliança Catalana, que precisamente puede robar votos a los de Carles Puigdemont con una campaña centrada en denunciar la inmigración y la falta de seguridad.

Este discurso racista y supremacista, que no es novedad en Junts -declaraciones fuera de lugar las hay de muchos dirigentes- deja en evidencia al PSC de Salvador Illa que no cierra la puerta a llegar a acuerdos con los de Puigdemont cuando pasen las elecciones para formar gobierno en Cataluña.

Mientras uno de los ejes básicos del sanchismo es tachar de “ultra” a cualquiera que no comulgue con sus ideas, calla ante la deriva xenófoba de Junts, e incluso no los excluye de futuros acuerdos pese a su discurso radical en este asunto o en temas como amenazar con volver a declarar la independencia.