30/05/2024 06:23:00 PM
30/05/2024 06:23:00 PM

Los días y las farsas que marca Feijóo en el calendario para ganar las europeas

Alberto Núñez Feijóo, impulsado por haber quintuplicado resultados en Cataluña y consagrar al PP como el gran partido de centro en España, parte como favorito para ganar las europeas del próximo 9 de junio, pero sabe que antes de llegar con éxito a la meta tendrá que sortear las «trampas» que le va a tratar de tender Pedro Sánchez.

Para empezar y cronológicamente, el presidente del Gobierno se ha sacado de la manga una comparecencia «ómnibus» en el Congreso el próximo día 22, para hablar de los negocios de Begoña Gómez, pero en la que también hablará de Palestina – un asunto que Sánchez va a instrumentalizar en campaña- y de Gibraltar, en un intento de sacar de la campaña electoral a su esposa. «No cuela, es una farsa y si no da explicaciones suficientes en tiempo y forma, le llevaremos al Senado«, confirman desde la calle Génova.

La «pinza» que quiere utilizar de nuevo Sánchez y que el PP » obviará»

Sin embargo, si hay un acontecimiento que Sánchez quiere utilizar para volver a asimilar «falsamente» al PP con Vox y así «intentar pescar en el electorado de Sumar», es la participación de Javier Millei en el acto de arranque de la campaña europea de Abascal. Los populares no van a caer en esta «trampa» y, aunque muestran su respeto por Millei, ningún dirigente del PP le va a recibir en esta ocasión, como confirman a ESdiario fuentes de la dirección popular.

Es más, destacan que «el PP es el partido que está entre Sánchez y Abascal. Nuestro objetivo es ocupar el centro político y que el votante de Vox nos venga, no por la vía de la confrontación, sino por entender que somos el peor enemigo de Sánchez. El problema de Sánchez es Feijóo, no Abascal«, sentencian.

La manifestación del 26M y la amnistía

Alberto Núñez Feijóo despeja así del camino otra emboscada de Sánchez y se vuelca en jugar de la manera más inteligente sus cartas para lograr la mayor distancia sobre Sánchez en las europeas, eso sí, gestionando bien las expectativas.

Y en ese terreno tiene marcadas dos fechas en rojo en el calendario. La manifestación que ha convocado el Partido Popular el próximo 26 mes de mayo contra la amnistía y en defensa de la libertad de los jueces y la libertad de prensa, y que el PP «quiere convertir la manifestación en un gran éxito de participación y movilización con todo el partido activado como ha trasladado Feijóo a sus barones en la comida que celebraron este martes al término de su Ejecutiva.

Para apuntalar este éxito, Alberto Núñez Feijóo está alimentando la idea de que Sánchez seguirá con sus pactos con Puigdemont – incluso haciéndole President- una vez que pasen las elecciones europeas. Las incontables veces que Sánchez ha negado categóricamente que haría una cosa y después la ha hecho, avalan la estrategia popular. De hecho, el próximo día 30 de mayo- a apenas diez días de las europeas- Pedro Sánchez verá cómo se aprueba su ley de amnistía después de negar en vísperas de las generales que fuera a hacerlo.

Y no se acaban aquí las trampas de Pedro Sánchez en esta campaña porque también «tratará de instrumentalizar un tema tan sensible como el de Palestina» advierten los populares. Feijóo está alineado con las grandes potencias europeas: reconocimiento sí, pero cuando se den las condiciones. Sánchez, sin embargo, se ha quedado prácticamente solo su defensa de un reconocimiento inmediato, lo que no le impedirá utilizar este asunto en campaña, acampadas universitarias incluidas.

Alberto Núñez Feijóo, en definitiva, ha aprendido de las «malas artes» de Pedro Sánchez y ha dado instrucciones al partido y a sus barones para no caer en ni una sola de ellas al tiempo que ha demandado una movilización total para poder certificar una contundente victoria el próximo 9 de junio.