22/04/2024 07:02:14 PM
22/04/2024 07:02:14 PM

Los asuntos de corrupción que asolan España se enredan cada vez más. Un informe de la Guardia Civil asevera que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) habría incurrido en «sobrecostes» en la gestión de viajes durante la etapa como presidente de Luis Rubiales, y matiza que entre 2018 y 2022 la agencia de viajes Globalia facturó a la Federación casi 80 millones de euros, con unos sobrecostes de 5,7 millones. Globalia y la mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, tuvieron relaciones comerciales directas en 2019, un año antes de que Air Europa percibiera el rescate de la SEPI. 

 

Así consta en un oficio de la Unidad Central Operativa (UCO), en el que se apunta que esos sobrecostes se infieren de las declaraciones recabadas al ex jefe de prensa de la Selección Española de Fútbol Sala Abel Martín García. Tras el descubrimiento de esos excesos en pagos de viajes, los agentes pusieron el foco sobre las personas encargadas del Departamento de Viajes de la RFEF y sobre las agencias de viajes contratadas desde el nombramiento de Luis Rubiales para indagar en posibles irregularidades.

La UCO explica que han podido comprobar que el responsable de ese departamento de la Federación es Antonio Limones Pérez y que la principal agencia contratada para la gestión de los viajes era Globalia, que a través de diferentes sociedades pertenecientes al grupo empresarial «le han imputado gastos a la RFEF por importe de casi 80 millones de euros entre 2018 y 2022». En este sentido, indica el informe que se ha podido constatar la existencia de vinculaciones personales entre uno de los directivos de Globalia, Javier Blanco, y el investigado Francisco Javier Martín Alcaide, conocido como Nene, y su mujer Purificación Rufino.

La Guardia Civil recuerda que además tanto Nene como su mujer «poseen intereses económicos en común con el presidente y otros directivos de la RFEF a través de la sociedad GRX Export Pro» y que tanto ellos como Rubiales «coincidieron en las fiestas navideñas de 2018 en República Dominicana con Francisco Javier Hidalgo Gutiérrez, quien fuera consejero delegado de Globalia.

Otra vez la República Dominicana

Surge de nuevo la República Dominicana, todos los caminos de la corrupción conducen a la isla caribeña. Allí se encontraba Luis Rubiales antes de su vuelta a España. Allí se han constatado trasvases de dinero dentro del Caso Koldo a paraísos fiscales, donde viajaron sin justificación aparente hasta en 39 ocasiones los Falcon del Ejército de Tierra destinados a desplazamientos del Gobierno (la isla caribeña es el segundo destino más frecuente del Gobierno fuera de la Unión Europea, solo por detrás de Estados Unidos). Allí viven la mitad del año y han levantado parte de su imperio los Hidalgo, los dueños de Globalia y Air Europa… Y allí viajó también en junio de 2022 Begoña Gómez, la mujer del presidente del Gobierno.

 

En la operación de rescate de Globalia (y su compañía aérea Air Europa) con 615 millones de euros de dinero público, Begoña Gómez y Javier Hidalgo, que se conocían desde hacía años fotaleciendo su relación después de la llegada de Sánchez a La Moncloa, algunos medios han relacionado los fondos aportados a Globalia a esta relación de amistad y comercial entre el empresario y la pareja del líder socialista.  Con Rubiales y su séquito, qué casualidad, justo al lado y haciendo negocios.