16/04/2024 04:59:32 AM
16/04/2024 04:59:32 AM

El sector de las pequeñas y medianas empresas (pymes) en España se enfrenta a una dura realidad económica, marcada por el aumento de los costos laborales, la escasez de crédito y una caída en la productividad. Según el informe de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), la productividad de las pymes españolas disminuyó un 0,9% en el tercer trimestre de 2023, mientras que los costos laborales aumentaron un 5,2%.
El indicador CEPYME está compuesto por cinco bloques: Actividad, Costes, Crédito, Solvencia y Competitividad. Los cuatro primeros mostraron una disminución en su puntuación, mientras que el bloque de Competitividad fue el único que registró una mejora. A pesar de que la Actividad mantuvo la calificación más alta, con 7,9 puntos, el componente de Costes obtuvo la menor puntuación consecutiva posible por segundo trimestre, reflejando el impacto negativo de la inflación. Mientras que los bloques de Crédito, Solvencia y Competitividad, destacando este último, alcanzaron su mejor puntuación histórica con 7,3 puntos.
En el tercer trimestre, las pequeñas empresas superaron en puntuación a las empresas medianas, con 5,7 puntos frente a 5,4. Aunque esta puntuación representa un aumento del 4,1% para las pymes más pequeñas, es el menor incremento de los últimos siete trimestres. Por otro lado, la calificación de las medianas empresas experimentó una caída del 16,3%, resaltando el resultado de marzo de 2021.

Tras este indicador, el CEPYME ha expresado su preocupación por esta situación, argumentando que las caídas en las productividades resultan en mayores costos y menos rentabilidad para las empresas medianas y pequeñas. La organización ha señalado que el aumento del salario mínimo interprofesional (SMI) y las cotizaciones sociales están dificultando la situación de las empresas, que según el BOE en España se ha fijado en 37,8 euros por día o 1134 euros por mes, sin tener en cuenta la actividad laboral, la edad o el género de los trabajadores. Debido a que este salario se refiere a la jornada legal de los trabajadores.

Escasez de Crédito

El panorama financiero internacional ha presentado una serie de desafíos para las pymes, conllevando un desarrollo negativo. Esto ha llevado a una notable disminución en el flujo de crédito bancario hacia las pymes, reduciéndose casi en un tercio en comparación con periodos anteriores. Pese a las dificultades financieras, las pymes lograron generar empleo durante el tercer trimestre del año pasado. Este crecimiento fue más destacado en las empresas medianas con un aumento del 7,7% en comparación con las empresas pequeñas, que registraron un aumento del 3,9%. Estas se ven afectadas por los aumentos de los costos y la escasez de crédito.
El entorno financiero más difícil también ha llevado a una restricción del crédito entre empresas. En el segundo trimestre, el crédito comercial de las pymes equivalió al 58,7% de las ventas, cifra menor que el promedio de los últimos ocho trimestres y significativamente inferior en el período 2016-2019. Esto refleja cómo las pymes han tenido que ajustar su crédito a clientes debido a las condiciones financieras