13/04/2024 10:19:36 PM
13/04/2024 10:19:36 PM

Las niñas asesinadas por su padre en Almería fueron envenenadas con pesticida

El asesinato de dos niñas de dos y cuatro años de edad en Almería no puede dejar indiferente a la sociedad porque la crueldad de lo sucedido traspasa todos los límites. Aunque el caso aún tiene que resolverse en el juzgado, la investigación apunta a que fue su padre, de 35 años y nacionalidad rumana, el que acabó con la vida de las menores y también con la suya en un cortijo situado en el término de Alboloduy.

Al respecto, este martes se ha hecho público el informe preliminar de autopsia realizado al padre y a las dos niñas que confirma que la muerte se debió a una intoxicación por pesticida. La muerte por envenenamiento de las menores se produjo aproximadamente a las 9:30 horas de la mañana, mientras que la del padre tuvo lugar poco antes de las doce de la noche. Cuando la comisión judicial y los servicios de emergencia sanitarios acudieron al lugar de los hechos, el padre aún se encontraba con vida pero falleció al poco tiempo.

Violencia vicaria

Un auténtico drama para la madre de las menores, de 23 años, que estaba incluida en el sistema de protección de la víctimas de violencia de género, Viogén, por una denuncia que presentó en mayo de 2022 por malos tratos cuando estaba embarazada y su pareja tenía activa una orden de alejamiento.

Las menores estaban con el padre en virtud del régimen de visitas acordado por un juez, mientras que el progenitor, que se ha suicidado, estaba a la espera de juicio, señalado para el 10 de abril, acusado de malos tratos y de amenazas a la madre de las pequeñas en el que le pedían un año de cárcel.

 

Por el momento, la causa que el ministerio de Igualdad ya ha confirmado de «violencia vicaria» permanece en el Juzgado de Instrucción número 6 de Almería, que es el que se encontraba de guardia y el que llevó a cabo el levantamiento de los cadáveres, pero se inhibirá posteriormente al Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Almería.

Con las dos niñas que han sido envenenadas en Almería por su progenitor se elevan a cuatro los menores asesinados por violencia de género en 2024 y a 54 desde 2013, cuando se empezaron a recabar datos.