30/05/2024 11:18:16 PM
30/05/2024 11:18:16 PM

 

Este martes se ha celebrado en Madrid el Women Economic Forum en el Ateneo. Un encuentro que ha contado con la participación de importantes figuras femeninas como Michelle Bachelet (expresidenta de la República de Chile y ex Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos), María Fernanda Espinosa (expresidenta de la Asamblea de la ONU, excanciller y exministra de Defensa de la República de Ecuador), y María Helena Antolín (vicepresidenta de la CEOE).

A pesar de la relevancia de las asistentes, Luis Arroyo, presidente del Ateneo y que estaba anunciado como participante no se dignó a aparecer.

En una charla interactiva y ante un público eminentemente femenino. Michelle Ferrari, presidenta del Women Economic Forum pidió combatir los roles de género y pidió que los cambios que se produzca sean duraderos. 

Por su parte, Andrés Allamand, Secretario General de Segib, pues este foro agrupa mujeres hispanoamericanas, recordó que en el continente la violencia de género es una losa que afecta a este colectivo pues 12 mujeres mueren al día en la región y una de cada cuatro afirman haber tenido algún episodio de violencia. 

También habló de la brecha salarial, pues las mujeres siguen percibiendo en estos países un 25% menos sueldo que sus homólogos varones, que tienen mayores dificultades a la hora de acceder al crédito y encima en peores condiciones así como la existencia de techos de cristal.

A pesar del gran número de jueces pocas presiden los tribunales superiores y lo mismo ocurre en las universidades en las que hay muchas profesoras pero pocas decanas. 

Por ello pidió un impulso legislativo en los diferentes países que obliguen a las empresas y organizaciones de todo tipo a dar a las féminas el papel que se merecen.

De hecho, recordó que en la región sólo hay dos jefas de Estado, Honduras y Perú, y la primera por la imputación de su antecesor en el partido. 

El vicepresidente de WEF, Carlos Herrero, tomó un accidente en su talón de aquiles como ejemplo de todas las dificultades que padecen las mujers y recordó que hay que pasar de la palabra a la acción tal y como reza el eslogan del encuentro de este año. 

Empresarias como Lucía Casanueva o María Antonia Antolín, vicepresidenta de la CEOE, recordaron que la densidad de talento se apoya en la diversidad y que conviene que el mayor número de mujeres posible se incorporen al circuito laboral no descartando el tema de las cuotas. 

En política han permitido que al menos el 25% de los arcos parlamentarios estén cubiertos por mujeres.