18/06/2024 12:17:06 AM
18/06/2024 12:17:06 AM

Las exclusivas que hunden a Sánchez: el periodista del ‘caso Begoña’ da la cara

 

«Zafio montaje«, un «gran bulo«, de «asociaciones ultraderechistas», amparado por el juez Juan Carlos Peinado, para que Feijóo y Abascal puedan, así, generar «mucho ruido» e interferir en el resultado de las elecciones europeas de este domingo 9 de junio: esta es la síntesis, como venimos informando en ESdiario, que se puede extraer de la nueva carta «a la ciudadanía» publicada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en sus redes sociales. Dos cartas y cero ruedas de prensa sometiéndose a las preguntas de los periodistas.

No solo el presidente del Gobierno. La orden dada por Sánchez es clara y el similar argumentario pronunciado, al unísono, por parte de todos los ministros y derivados del PSOE, así lo evidencia: «Vergonzosa oposición», «campaña del fango de PP y Vox», «investigación basada en bulos y mentiras», «publicado por tabloides digitales» e insinuando, además, mala praxis por parte del juez por la «extrañeza y casualidad de haber conocido la información esta semana y a través de los medios de comunicación».

 

La citación de Begoña Gómez

Bajo este contexto, el responsable de investigación de ESdiario, Francisco Mercado, asegura en una entrevista para el programa ESpolítica que «es un elemento recurrente de Sánchez que los jueces que no le gustan y los procesos que no le gustan siempre están mal ubicados en el tiempo y en en el espacio también, y no deberían existir. Ese es el mensaje final de Sánchez. Que todas aquellas investigaciones que le perjudican no deben existir», comienza explicando el periodista.

«Y si existen es que el juez es un prevaricador y los medios que han alimentado esas noticias son pues, como él dice, fango», asevera Mercado. Y en cuanto a la citación de Begoña Gómez, subraya el periodista de investigación que «el juez no ha citado caprichosamente a Begoña Gómez el 5 de julio» y remarca la hipocresía de los «defensores de Sánchez y de Begoña Gómez»: «Acusaban [al juez] de que la tiene en una situación de victimismo donde sin ninguna causa se le investiga, pero no se da ocasión a que declare, y ahora que le da ocasión que declare también les parece mal».

Y sobre el supuesto uso de la investigación para condicionar las elecciones europeas, Francisco Mercado asevera que hasta «Gürtel se ha usado en campañas electorales. Sánchez ha usado un auto del de Gürtel para avalar su moción de censura. Y luego, ¿cómo no interferir en un proceso electoral en España, cuando cada tres meses tenemos un proceso electoral? ¿Qué hacen los jueces? Aparcan un año su labor y dicen, bueno, hablamos cuando acabéis con las municipales, las europeas…».

 

Las últimas exclusivas sobre el ‘caso Begoña Gómez’

«No estamos hablando de que Begoña ayude a Barrabés para que sea contradado, es que el esposo [Pedro Sánchez] también hace un reportaje con cargo a Moncloa, porque ese discurso luego lo repartió Moncloa. Moncloa está haciendo de lobby pro Barrabés. Entonces, claro, son elementos muy visibles, muy burdos, para decir que aquí no hay nada, aquí hay algo. Aquí hay algo políticamente muy criticable, muy denunciable«, sintetiza Francisco Mercado su pionera investigación sobre el caso Begoña Gómez.

«Todo se puede investigar [en referencia a Ayuso y su novio], pero a Begoña no, porque está feo. Esto quiebra el Estado de derecho. ¿Qué es lo que hace siempre cuando Sánchez tiene este problema? Pues decir que hay que renovar el Poder Judicial. Sí, porque no podemos tener Peinados [en referencia al juez Peinado que lleva el caso Begoña]. Hay que renovar el Poder Judicial para que nombres tú a jueces [se refiere a Sánchez]. Y así se acabó la única voluntad discrepante en este país que puede oponerse a Sánchez, que es un juez», subraya con palmaria ironía el responsable de investigación de ESdiario.

Cabe destacar que las últimas investigaciones llevadas a cabo, entre otros periódicos, por ESdiario confluyen en que Begoña Gómez primero registró a su nombre en 2020 el nombre de su cátedra TSC en la Complutense, antes incluso de recibir financiación privada y de que empezara su andadura, y que en 2022, como documentó este diario el pasado domingo, inscribió a su nombre la herramienta digital donada por diversas firmas. Y  el dinero, cabe destacar, no se pacta con Begoña Gómez, sino con la Complutense. Se le entrega a una universidad pública. No a su cátedra. Es una suma pactada para un periodo de cuatro años.