16/04/2024 05:16:00 AM
16/04/2024 05:16:00 AM

El precio de la vivienda nueva y usada en España ha aumentado un 3,3% en el primer trimestre del año respecto al año anterior y solo un 0,1% frente al cuarto trimestre de 2023, la menor tasa de crecimiento trimestral desde finales de 2020, según la estadística Tinsa ‘IMIE Mercados Locales’.

Los crecimientos anuales se localizan en ciudades del área de influencia de Madrid, como Guadalajara, y en las capitales costeras de Valencia, Almería, Santa Cruz de Tenerife y Málaga, mientras que 19 capitales y hasta 34 provincias muestran una evolución trimestral prácticamente plana.

De cara a los próximos meses, desde Tinsa prevén una recuperación del mercado debido a que un cambio cercano en la política monetaria podría «movilizar la demanda de inversión frente a la de uso en estos meses de transición».

Por otro lado, el precio medio de la vivienda en España se ha incrementado un 38,6% desde los mínimos de 2015 y se mantiene un 18,2% por debajo de los máximos registrados en 2007, con Islas Baleares y Palma de Mallorca como la única Comunidad Autónoma y capital con precios mayores al ‘boom inmobiliario, un 7,1% y 4,2% más, respectivamente.

Baleares disparada

El grueso de las comunidades se encuentra en un rango de aumento interanual de precios entre el 2% y el 6%. Destacan los incrementos de Baleares (+8,3%), Comunidad Valenciana (+7,1%) y Castilla La Mancha (+6,7%), esta última impulsada por su condición de mercado secundario de la capital.

Por su parte, la Comunidad de Madrid (+2,3%) y Cataluña (+2,4%) muestran una marcada moderación respecto a trimestres precedentes, mientras que las regiones de Murcia, Asturias y Ceuta se mantienen igual.

Respecto al incremento trimestral, en el conjunto de las Comunidades Autónomas los precios se caracterizan por la estabilidad, con ocho de ellas registrando pequeños descensos. Las dos mayores contracciones corresponden a Cataluña (-2%) y Ceuta (-1,7%).

Por el contrario, destaca el dinamismo de Extremadura y La Rioja, con incrementos por encima del 2%, y de las regiones costeras de Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana.

MÁLAGA, LA PROVINCIA QUE MÁS SE ENCARECE Por provincias, la mayoría registró unos incrementos interanuales entre el 2% y el 6%, destacando la evolución en el último año de la provincia de Málaga (+9,9%), seguido de Baleares y Guadalajara, ambos con un 8,3%

Sin embargo, hasta cuatro provincias o ciudades autónomas (Ceuta, Asturias, Murcia y Guipúzcoa) registraron evoluciones prácticamente planas respecto al año anterior.

Un esfuerzo del 35%

El esfuerzo teórico anual de los españoles – el porcentaje de la renta disponible que un hogar medio tendría que destinar al pago de la primera cuota de una hipoteca – aumentó una décima respecto al trimestre anterior y escala hasta el 34,3%.

Once provincias superan el umbral considerado de esfuerzo razonable (35%). Así, el mayor tensionamiento se localiza en Islas Baleares, donde la población local se enfrenta a una tasa de esfuerzo del 58,6%. Le siguen las provincias de Málaga (51%) y Madrid (44,3%).

Entre las grandes capitales, la ciudad de Barcelona muestra un esfuerzo teórico del 51,9%, seguido de cerca por Madrid (51,4 %) y con algo más de distancia por Málaga (50,6%).

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la hipoteca media en España se sitúa en 141.912 euros en el cuarto trimestre (último dato disponible), con una cuota mensual de 707 euros, que en el caso de Islas Baleares alcanza los 1.284 euros al mes en promedio.

Otras provincias con cuotas mensuales elevadas son Madrid (981 euros al mes), Málaga (893 euros), Barcelona (868 euros) y Guipúzcoa (807 euros). En el extremo opuesto, los menores pagos mensuales corresponden a los vecinos de Cuenca (392 euros), Lugo (409 euros) y Jaén (413 euros).