24/05/2024 07:06:04 PM
24/05/2024 07:06:04 PM

Parece que la fiebre por cambiar de banco en busca de mejores condiciones para nuestra hipoteca está bajando. Solo el 10% de las operaciones de financiación hasta marzo en las que ha intermediado el bróker hipotecario de Idealista estaban relacionadas con la mejora de las condiciones de una hipoteca ya firmada.

Este porcentaje de mejora -bien mediante una subrogación o cancelación y posterior firma de un nuevo contrato hipotecario con otra entidad- es el dato más bajo desde el pasado mes de julio y arroja la primera caída de este tipo de operaciones desde 2022. Además, su peso es la mitad que el registrado en los meses de agosto y octubre, cuando los cambios de hipoteca representaron una de cada cinco firmas intermediadas.

Además, las solicitudes para mejorar el préstamo hipotecario representaron solo un 7,8% del volumen total entre enero y marzo, después de suponer entre el 20% y el 21% entre julio y octubre de 2023, justo cuando el Banco Central Europeo (BCE) anunció sus últimas subidas de los tipos de interés y dejó la tasa rectora en el 4,5%, su nivel más alto desde 2001.

En apenas medio año la demanda para mejorar las condiciones de las hipotecas ha caído en dos terceras partes y todo apunta a que esta pérdida de interés por parte de los consumidores tendrá un reflejo en las estadísticas de los próximos meses.

¿Es recomendable vincular el seguro de vida con la hipoteca?

Si has firmado o estás a punto de firmar el préstamo hipotecario de tu casa, seguramente el banco te ha ofrecido la opción de vincular su seguro de vida a la hipoteca para así acceder a una serie de beneficios. Pero a cambio, en caso de fallecer, el banco se asegura de que el pago de la deuda quede saldado.

Con la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria en 2019, son muchas las dudas que siguen habiendo alrededor de la vinculación de un seguro de vida con la hipoteca, y más cuando se trata con el banco.

Si bien es cierto que tiene sus pros, no tienes por qué hacerlo con dicha entidad. Asimismo, si ya te encuentras en la situación de que quieres cambiar tu póliza de vida para pasarte a una aseguradora, o directamente cancelarlo, debes saber que también es posible.

En primer lugar, debes tener muy claro desde 2019 no es obligatorio vincular un seguro de vida con la hipoteca de ninguna manera, es decir, ni con el banco ni con una compañía de seguros. En el caso de las entidades financieras, pueden ofrecer varias ofertas, con y sin productos vinculados, entre ellos las pólizas de vida. Esta vinculación tiene sus ventajas, pero no son las mismas si contratas la póliza con una entidad financiera que con una aseguradora.

Por un lado, el principal beneficio que suele ofrecer el banco por contratar su seguro de vida es la bonificación de la hipoteca. Esto significa que el interés a pagar en cada cuota del préstamo hipotecario será menor, concretamente alrededor de un 0,15% menos, según la entidad.

Asimismo, implica la aceptación de coberturas muy estándares y el capital asegurado decreciente. Este término significa que la deuda se va reduciendo a cada cuota hipotecaria que vas pagando, liberando de esta carga a los familiares.

Seguro de vida vinculado a la hipoteca con una compañía de seguros

Por otro lado, la lista de ventajas que ofrece una compañía de seguros a la hora de vincular el seguro de vida con la hipoteca es más extensa, porque:

● Se tiene la total libertad de comparar precios, que se obtienen casi al instante, y siempre se pueden encontrar ofertas.
● Las coberturas son más extensas y personalizadas, pudiendo añadir que cubra también en caso de incapacidad.
● El proceso de contratación es sencillo y puede hacerse online, lo que evita papeleos y retrasos.
● Hay compañías que ofrecen la opción de escoger un capital asegurado constante, es decir, aunque la deuda pendiente se reduzca, el capital asegurado se mantendrá.

Esto implica que, en caso de imprevisto, la deuda con el banco quede saldada y los familiares reciban una protección financiera extra para salir adelante durante un tiempo. A simple vista se puede decir que es mejor contratar una póliza de vida con una compañía de seguros, pues no solo queda cubierta la deuda en caso de fallecimiento del asegurado, sino que los más allegados pueden recibir un dinero extra. En caso contrario, la deuda quedará pendiente de pagar, lo que puede derivar en un embargo y que la familia deba abandonar la vivienda.

¿Se puede cambiar el seguro de vida de la hipoteca con el
banco?

Las personas que firmaron su hipoteca antes de la nueva ley hipotecaria, seguramente tengan el seguro de vida con el banco y quieran cambiarlo. Algo que es totalmente legítimo de hacer y que, de pasarlo a una compañía de seguros, hará que mejore el precio de la póliza, suponiendo un ahorro miles de euros al cabo de los años.

Para trasladar el seguro de vida de la hipoteca con el banco a una aseguradora hay que dar el aviso a la entidad bancaria un mes antes de que se renueve el contrato. Este trámite implica dejar constancia por escrito y mandar por correo certificado la intención de cancelar el contrato.

En el documento deben figurar los datos de la póliza y del tomador, el cual también deberá firmarlo. Cabe puntualizar que, aunque no es tan habitual, también se puede pasar el seguro de vida para la hipoteca de una compañía de seguros a un banco. El proceso a seguir será el mismo que el explicado.

Cómo se cancela un seguro de vida vinculado a la hipoteca

Cancelar el seguro de vida de la hipoteca, independientemente de con quién se tenga contratado, también se puede hacer, aunque no se recomienda. En este caso no se necesita ningún documento concreto, pues solo es necesario comunicar por escrito la cancelación del contrato y adjuntar el documento de identificación para certificar la identidad del asegurado.

En el caso de cancelar el seguro de vida con el banco, tal vez la entidad recomiende sustituirlo por otro producto con el que la deuda de la hipoteca quede cubierta. De ahí que lo más recomendable es que los usuarios busquen otras alternativas y ajenas a la entidad antes de dar el paso.