24/05/2024 07:51:51 PM
24/05/2024 07:51:51 PM

La rocambolesca historia jamás contada: 15 monjas se rebelan contra el Papa y se unen a un «friki»

“Nos van a llamar herejes y locas”. Una historia rocambolesca como está tenía que arrancar con un comunicado tan surrealista como este. En el País Vasco no se habla de otra cosa este martes. De la historia de las 15 monjas clarisas del monasterio de Orduña (Vizcaya) que se han rebelado contra el Papa Francisco y se declaran en sede vacante.

Las clarisas rebeldes han decidido fichar por un supuesto sacerdote, Pablo de Rojas Sánchez Franco, un friki excomulgado en 2019 por el obispo de Bilbao por pertenecer a una secta

El ‘obispo’ excomulgado por Iceta que está detrás de la operación inmobiliaria de las monjas «herejes» https://t.co/ja3m0yiLXjhttps://t.co/ja3m0yiLXj

— El Correo (@elcorreo_com) May 14, 2024

 

Aún hay más , no reconocen a ningún Papa de Roma válido desde Pío XII. Pero hay todavía más emociones fuertes. Las monjas, que tienen otro convento en Belorado (Burgos) han decidido fichar por un supuesto sacerdote, Pablo de Rojas Sánchez Franco, un friki excomulgado en 2019 por el obispo de Bilbao.

El Obispado de Vitoria y el de Burgos han informado del ‘golpe de Estado’ al Nuncio Apostólico, al presidente de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, de manera que procederán según las indicaciones de la Santa Sede.

Lo curioso se está berlangiana historia es que todo se debe a un asunto monetario. Las hermanas clarisas -muy populares por sus dulces y habituales en algunos programas televisivos de cocina- quieren vender su monasterio por 1.6 millones de euros. Y el Vaticano no se fía y ha puesto pie en pared. Ver para creer.

Respuesta de la Iglesia

Por su parte, el Obispado de Vitoria y el Arzobispado de Burgos han rechazado la acusación «injusta e indiscriminada» de «silencio y aquiescencia de los pastores» realizada por las citadas clarisas de Belorado y Orduña.

 

 

En un comunicado conjunto, el Obispado de Vitoria y el Arzobispado de Burgos han explicado que este asunto ni es de su competencia y no se ha recibido ninguna comunicación ni petición a este respecto, motivo por el que ha puesto estos hechos en conocimiento de la Santa Sede. También ha informado de ello al Nuncio Apostólico, al presidente de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, y a los obispos de Vitoria y de Bilbao, de manera que procederán según las indicaciones de la Santa Sede.

En su escrito, firmado por la madre abadesa sor Isabel de la Trinidad, en nombre de todas las religiosas, pertenecientes a la Orden de Hermanas Pobres de Santa Clara, acusan a Roma de no querer concederles «licencia de venta del convento de Derio y de no permitirles «cumplir con los pagos» del Monasterio de Orduña y rescindir el contrato de compraventa «sin previo aviso» después de tres años.

Ante esta situación, el Arzobispado de Burgos y el Obispado de Vitoria han exhortado a todos los fieles a que se abstengan de participar en ningún acto litúrgico realizado en el Monasterio de Santa Clara de Belorado ni en el Monasterio de Santa Clara de Orduña.