25/06/2024 02:56:52 PM
25/06/2024 02:56:52 PM

La pasión de la Infanta Elena: la Zarzuela

Esta semana ha comenzado el ciclo más importante de Zarzuela de nuestro país. Ha sido este miércoles en el Teatro Amaya donde se ha representado la primera función de la primera de las entregas, Luisa Fernanda. El mayor éxito del compositor Federico Moreno Torroba. Los hermanos Blasco, Alberto y David, apostaron hace ya un lustro por La Zarzuela para para hacer permanecer este género lírico en nuestro país. Lo han conseguido. Una entidad privada que apostó por este género musical que empezaba a perecer. Españoles, la Zarzuela, no ha muerto. Luisa Fernanda se estrenó por primera vez en nuestro país la noche del 26 de marzo de 1932 en el Teatro Calderón en plena Plaza de Jacinto Benavente.

Luisa Fernanda narra los últimos años del reinado de Isabel II y el estallido de la I República. El contexto. El amor y el desamor es el texto de esta Zarzuela. Desde este pasado 29 de mayo y hasta el 4 de agosto, el teatro situado en el barrio de Chamberí y concretamente en la calle General Martínez Campos representa las mejores Zarzuelas de nuestra historia. Doña Francisquita, La Dolorosa, La Gran Vía y La Traviata conforman el cartel de este año. El sello final de este ciclo lo pondrá el nombre de Música, maestra. Un homenaje a la madre del director de las zarzuelas que este año se representa. La primera mujer en nuestro país que formó parte de una orquesta como músico. Corre el año 50. Otra historia aún no escrita del feminismo en nuestro país. Cuando lo era de verdad. El feminismo. No hembrismo.

Uno de los miembros de la Casa del Rey asiduos a este ciclo en el Teatro Amaya es la infanta Elena. La hermana mayor del rey Felipe es una apasionada de este género. Algo heredado por su madre, la reina Sofia, su pasión por la música. La otra pasión le viene marcada en la genética por su padre, el rey Juan Carlos. En los dos últimos años, la cuñada de la reina Letizia hizo su aparición para asistir a una de las últimas representaciones antes de bajar el telón del espacio escénico hasta la siguiente temporada.