14/06/2024 07:38:25 PM
14/06/2024 07:38:25 PM

La nueva vida de Joaquín Torres con mucha “cadera”

A 423 personas reunió el arquitecto Joaquin Torres anoche en la mansión familiar en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Familia, amigos y compañeros arroparon al matrimonio formado por el director televisivo Raul Prieto y Torres. Gentes de mundo muy diferentes. Desde la televisión hasta la banca. Pasando por todo tipo de oficios. La riqueza de Joaquín no reside en lo económico. Va más allá. Es algo del alma. Y eso se nota. La capacidad de ser querido por colectivos muy diversos es su verdadera carta de presentación. No distingue. Y no paga peajes. Los suyos son los suyos con independencia de las relaciones entres los demás. Es libre. Y eso lo desprende siempre que organiza algún evento.

Anoche el arquitecto tenía que dar la bienvenida una vez recuperado del accidente que lo ha tenido a medio gas por culpa de la cadera. Las muletas anoche ya habían desaparecido. De la desgracia con la moto hizo virtud y una celebración. «La fiesta de la cadera», así se ha llamado a esta reunión de amigos donde la música en directo no faltó. Todo medido al mínimo detalle. Y el escenario no podía ser mejor. Los jardines son de ensueño. El hogar de sus padres fue el trabajo fin de carrera de Torres al finalizar sus estudios. Un jardín repleto de velas ilumina una noche donde la sonrisa era compartida por los asistentes. Joaquín estaba emocionado. Allí presente su padre. Un señor de otra época en los cánones del saber estar y educación exquisita. Un hombre con mucho presente.

«Eché a mi madre de menos cada segundo» comenta el anfitrión a ESdiario. «La vida hay que celebrarla a diario con gente que quieres», añade. Al lado de Torres su hermanos, Mayte y Andrés, dos pilares importantes en su día a día. Y su marido, el hombre por el que luchó y decidió darle una vuelta a su existencia. No fue fácil. Lo bueno siempre cuesta algo de trabajo. Uno muy pendiente de otro. Y viceversa.

El Baile de Terelu con la Esteban

La espontaneidad y cercanía de Sonsoles Ónega, lo internacional y belleza de William Levy, la vuelta a la sociedad de Nuria González, directores de revistas y periódicos de nuestro país, las hermanas Campos Terelu y Carmen y Belén Esteban quien siempre ha profesado un amor y absoluto por los dos anfitriones. Raul fue la persona más importante en la vida más dura de la colaboradora de televisión. Joaquín y Raul son de su familia. Anoche se limaron asperezas entre antiguas compañeras o presuntas amigas. Terelu Campos y Belén Esteban terminaron cantando y bailando en el escenario. La vida.

A las 21:30 el matrimonio esperaba a sus invitados en la puerta. Otro nivel y otra distinción. En la foto la pareja posa junto a su hermana Mayte y una íntima amiga, Marta. La fiesta finalizó cuando amenazaban los primeros rayos de sol. Hubo nervios antes de comenzar la fiesta de la cadera. Hora y media antes de llegar los invitados una tormenta les hizo tener que desmontar y volver a montar todos los exteriores incluido las mas de 800 velas del exterior. La tormenta fue un pequeño susto que provocó más interés por disfrutar cuando todo se quedo en una advertencia temporal. Se quedó en una anécdota.