29/05/2024 09:15:53 AM
29/05/2024 09:15:53 AM

La libertad de prensa amenazada por Sánchez

Hoy es el Día Mundial de la Libertad de Prensa y, por increíble parezca, en este instante, ese derecho debe ser defendido en España, porque nuestro Gobierno y sus radicales socios desean cercenarlo.

Me decía hace sólo unos días el sensato socialista Antonio Miguel Carmona, ahora exiliado de la política, que “si el gobierno fuera quien tuviese que defender la libertad de prensa, Richard Nixon seguiría en La Casa Blanca”. Qué razón tiene. En esto, en muchas otras cosas. Una pena que políticos como Carmona o Susana Díaz no sean quienes hoy dirijan el PSOE. Otro gallo cantaría en nuestro país.

El Partido Socialista se ha energumenizado hasta tal punto para competir con Bildu, Junts o ERC, que más parece un partido antisistema, de los que tanto abundan en Latinoamérica, que unas siglas políticas modernas europeas. Luego, claro, le ocurre lo que habitualmente pasa: que la gente prefiere el original antes que el sucedáneo. Es el drama del socialismo hoy. Cuando se abren las urnas no es que no sea ya primera fuerza, sino que debe conformarse con quedar en tercer lugar, como en Madrid, Galicia o el País Vasco. Las malas decisiones acaban siempre pasando factura.

Es lamentable ver a periodistas señalados por el mismo presidente y sus mandatarios, a compañeros partidarios del sanchismo hacer listas de otros periodistas para negarles el derecho a trabajar en su profesión. Es incomprensible comprobar que desde La Moncloa y Ferraz se presiona a grandes empresas para que supriman la publicidad a medios que osan criticar al “Gran Timonel”. ¿Hasta dónde vamos a llegar? Nunca pensé que tan lejos. Pero, por desgracia, hoy toca decir alto: ¡Viva la Libertad de Prensa!

A. M. BEAUMONT