17/06/2024 11:54:44 PM
17/06/2024 11:54:44 PM

Juan Avellaneda carga contra Carmen Lomana por su guerra contra Preysler

Tras numerosos intentos por parte de Carmen Lomana de llamar la atención de Isabel Preysler, lo conseguía hace unos días, cuando la suegra de Íñigo Onieva, cansada de escuchar las constantes críticas de la colaboradora en diferentes medios, respondía al fin, públicamente a sus comentarios.

Todo surgía a raíz de que la ‘reina de corazones’ se convertía en imagen publicitaria de una conocida marca de gafas de sol y la reacción de la socialité no tardaba en llegar, criticando sin tapujos el ‘debut tardío’ en redes sociales de Preysler, tachándola de antigua y de “llegar tarde a la modernidad”.

Por encima del bien y del mal

Esta semana llegaba por fin la esperada respuesta de Isabel, quien se mantenía ajena a cualquier interés sobre el tema: “Me aburre muchísimo”, aseguraba con una actitud altiva cuando los reporteros le preguntaban por la tertuliana, tachando de «tonterías» los rumores sobre su enemistad: “¡Ay no! Qué aburrido. Yo no contesto porque no contesto tonterías” replicaba tajante.

Juan Avellaneda atiza a Carmen Lomana tras sus ataques a Isabel Preysler: «Se aburre» https://t.co/BHHCURL1cw

— CHANCE (@CHANCE_es) June 8, 2024

Tajante se mostraba también Juan Avellaneda al ser preguntado por la polémica existente entre Isabel y Carmen, quien aclaraba: “Isabel nunca va a decir nada de nadie, o sea… No hablaba de tonterías… Es que al final, yo creo que Carmen se aburre un poco y dice, pues vamos a meter un poco de marcha al tema”.

La Lomana dice lo que sea por estar en los medios y se inventa guerras que solo son ella contra todos 🤦‍♀️ pic.twitter.com/79x2MkT8CF

— 🇵🇷@lebiram🇵🇷❤️🧡💜🙏🙌† (@lebiram34980787) June 8, 2024

Como amigo incondicional de Falcó, los medios le preguntaban también sobre la responsabilidad del ayuntamiento de Madrid en relación a la basura del restaurante de Íñigo Onieva, a lo que el colaborador de Y ahora Sonsoles, respondía: “No me he enterado de nada de esto porque cuando hablo con Tamara no hablo de la basura del local, es algo que no tengo muy controlado”, respondía perplejo.

El diseñador respondía entre risas que lo mejor que puede hacer su amiga es “tomarse las cosas con humor. Es verdad que ellos siempre están en el ojo del huracán”, mientras recalcaba: “No me he enterado mucho de lo de las basuras, la verdad, al final no llueve a gusto de todos”, explicaba, intentando salir airoso de la situación.