29/05/2024 08:33:14 AM
29/05/2024 08:33:14 AM

Joaquín Torres y los cuadros desparecidos de sus padres: sigue la guerra

 

La colección de cuadros de los padres del arquitecto Joaquín Torres era de las más importantes que se conocían a nivel privado en nuestro país. Hasta 2011. De este año a 2021 desparecen de la gran mansión en la zona Las Encinas de Madrid (Pozuelo de Alarcón) joyas pictóricas de valor incalculable. Pintores de la talla de Warhol, Picasso, Dubuffet, Miró Tapies, Saura, Richter…

Difícil contabilizar el valor económico pero estaría por encima de los 20 millones de euros.

El gran expolio se produce entre 2016 y 2021. En esta segunda fecha es cuando Juan Torres, suegro del director Raúl Prieto, retira los poderes absolutos a su hijo menor Julio a quien se los había otorgado en el año 2006.

Este drama familiar y económico se remonta a ese año 2006. El hermano menor de Joaquín Torres toma el control de todas las sociedad de su familia con cierta vigilancia. Tiempo después, ese control desaparece y Julio, según ha podido hablar ESdiario con Joaquín, actúa como administrador único en todas sus decisiones y ejecuciones. En un primer momento, tuvo el beneplácito de sus padres.

Al final todo cambia, Joaquina Vérez no se quiso despedir de su hijo pequeño antes de fallecer. Joaquina fue arrastrada al abismo en los últimos años de su vida. No pudo con la pena de lo que había sufrido a causa del comportamiento de su hijo Julio.

Joaquín Torres tiene tres hermanos, Andrés, Mayte y Julio. Y Juancho ya fallecido. De las más de 40 sociedades de Juan Torres han ido quedado en barbecho. Grandes cantidades de dinero han sido traspasadas a JUTORVE S.L, una sociedad de la mujer de Julio con la que tiene dos hijos. El drama de los padres del arquitecto es más propio de un serial de ficción que de la realidad vivida.

Juan y Joaquina, siendo de las familias más poderosas económicamente de nuestro país y a nivel parecido al emporio de Florentino Pérez, tuvieron que pedir ayuda. Perdieron la asistencia en casa, el chófer, el seguro médico y peligró el corte de luz y agua. Allí estaba Joaquín Torres para paralizar tan complicada situación. Joaquina tuvo que pedir dinero a algunas amigas. Préstamos no oficiales que está devolviendo el marido del nuevo director de Supervivientes.

A los 88 años Juan Torres quien vive con su hijo mayor Andrés en Las Encinas en una mansión de 2.800 metros construidos y una parcela de 10.000 metros se encuentra inmerso en un proceso judicial de querella por parte de su hijo Julio. Y no la ha querido retirar por más que se lo pidió Joaquín durante el funeral de su madre Joaquina. Julio por su parte se enfrenta a una demanda por parte de su padre apoyado por el resto de los hijos.

La mansión de Juan Torres es la casa que aparece en la serie Los Farad. En la ficción está ubicada en Marbella pero la vivienda es la de Madrid del padre de Joaquín.

La decepción de Joaquina en sus últimos años fue tan inmensa que hizo un nuevo testamento donde dejaba a Julio tan sólo con la legítima estricta. Pudo desheredar a su hijo pequeño por los dos motivos tasados en el Código Civil pero fue aconsejada por su abogado a no hacerlo puesto que Julio tiene descendencia y de una manera u otra iba a recaer en él. El tercio de mejora y libre disposición en el último testamento de la madre de los Torres-Vérez tiene como nuevos titulares a sus otros tres hijos, Andrés, Mayte y Joaquín.