24/05/2024 06:53:40 PM
24/05/2024 06:53:40 PM

Joaquín Torres y la guerra de papá

Los apellidos Torres y Vérez empiezan a ser muy populares en los juzgados de Madrid. Nueve procesos judiciales interpuestos ante los tribunales españoles hacía el hijo menor de Juan Torres. Juan es padre del marido del conocido director de televisión Raul Prieto. La guerra ha estallado. Demandas, denuncias y querellas son los protagonistas en la vida del hermano menor de Joaquín Torres. Presunta apropiación indebida, estafa y falsedad documental son algunos de los delitos recogidos en estos procesos judiciales y que están recogidos en nuestro Código Penal y que llevan aparejadas elevadas penas de prisión. Más allá de las penas de multa y las responsabilidades civiles.

Julio Torres, el demandado y querellado, era el administrador único de la gran masa patrimonial de la empresas del padre de Joaquín Torres. Y en su cortijo actuó. Y es ahora cuando su padre le ha reclamado vía judicial temas económicos que no le cuadran a sus cuarenta sociedades dentro de su entramado empresarial. Todos los procesos judiciales ya sean mercantiles o estrictamente civiles son de Juan, el padre, hacía su hijo menor, Julio. Los hermanos de Joaquín, Mayte y Andrés podrán acudir a la justicia una vez que fallezca el patriarca. Larga vida, comentan en la intimidad. De momento todo la responsabilidad en la reclamación judicial es del suegro del hombre que creó Sálvame.

Más de 200 millones de euros. Es el patrimonio del que se está hablando en esta información y a la vez juzgando en los tribunales. Pecata minuta dirán los más poderosos del emporio económico del universo. Los juzgados de Instrucción número 28 y 30 de Plaza de Castilla en Madrid son conocedores de estos asuntos judiciales de la familia de Joaquín Torres. Los Juzgados de Primera Instancia o civiles de nuestra capital también son conocedores de esos dos apellidos. Julio Torres es un gran protagonista para los jueces según demandas, denuncias y querellas.

 

Julio Torres es abogado y conoce las argucias necesarias y convenientes para alargar el proceso judicial. Trabas en el camino para alargar el procedimiento penal. Tras el fallecimiento del querellante o denunciante, las penas de prisión se extinguen. En las civiles se ejecutan, las sentencias. Gana tiempo si el padre fallece antes de los venideros juicios. Los otros hijos de Juan Torres están con su padre. A su lado, sus otros tres hijos escuchan, ayudan y apoyan. Procesos penales que se han tenido que convertir en procedimientos civiles por reclamación de cantidades. Otros asuntos son llevados por la vía penal. Según ha podido conocer ESdiario Julio Torres habría actuado en varias ocasiones con un presunto testaferro. Un situación que dificultad la investigación y posterior procesamiento del hijo menor y más astuto del matrimonio de Juan Torres y Joaquina Vérez.

El padre de Joaquín Torres quiere llegar al final. Tiene fuerzas. Ganas. Necesita desenmascarar a su hijo menor. Es padre de otros tres. Se siente ninguneado. Engañado.. Humillado. Vejado. Hundido. Lo que un día fue una fidelidad hacia el hijo menor se ha convertido en una mala pesadilla en los últimos días de su vida. Busca justicia terrenal. La divina llegará.