13/04/2024 10:37:33 PM
13/04/2024 10:37:33 PM

El ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, ha anunciado este viernes en el Senado que la tercera convocatoria del proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica del vehículo eléctrico de batería (Perte VEC III) estará dotada con 500 millones de euros, 200 millones más de lo previsto inicialmente, con el objetivo de impulsar la fabricación del coche eléctrico en España.

«Vamos a hacer un esfuerzo adicional con 200 millones más de los previstos para impulsar la fabricación del vehículo eléctrico en España, respecto a lo que anuncié en mi comparecencia en el Congreso de los Diputados«, ha dicho el ministro en la Comisión de Industria y Turismo del Senado.

Hereu ha explicado que el Perte VEC III estará dotado de 300 millones en subvenciones y 200 millones en préstamos. La primera sección de este Perte corresponderá a baterías, se lanzará a principios de abril y contará con 300 millones de euros en ayudas, y el resto será para la sección de la cadena de valor del vehículo eléctrico.

«Posteriormente, saldrá la convocatoria para el resto de la cadena del valor del vehículo eléctrico, que dotaremos con 100 millones de euros más en subvenciones y otros 100 millones en préstamos«, ha añadido el ministro.

Asimismo, ha señalado que en el segundo semestre de 2024 el Ministerio lanzará la cuarta convocatoria del Perte VEC que contará con fondos de la adenda y que estará dotada con 1.250 millones de euros en ayudas (200 millones de euros en subvenciones y 1.000 millones en préstamos).

«Adicionalmente a este Perte, vamos a seguir adoptando otras medidas para el impulso de la movilidad eléctrica. Tal y como anunció el presidente del Gobierno recientemente en el foro anual de Anfac, en estos momentos estamos trabajando, junto con el resto de ministerios implicados, en un nuevo programa para apoyar la adquisición de vehículos eléctricos y ampliar la red de puntos de recarga, que como todos ustedes saben es uno de los retos que tenemos«, ha apuntado el ministro de Industria.

Asimismo, ha sostenido que «la voluntad del Gobierno es poder presentar este nuevo plan con medidas que van a suponer un estímulo para el desarrollo del sector y la movilidad sostenible a lo largo de las próximas semanas«.

Hereu también ha destacado que las ayudas definitivas concedidas hasta ahora por el Perte VEC han beneficiado a un total de 15 comunidades autónomas, con proyectos con gran capacidad tractora como la gigafactoría de baterías de Volskwagen en Sagunto, la de Stellantis en Figueruelas, la planta de baterías de SEAT en Martorell o la nueva gigafactoría de Envisión en Extremadura.

Un pacto por la industria

Jordi Hereu también ha defendido la cogobernanza y la colaboración con las comunidades autónomas y las entidades locales para avanzar en la reindustrialización y la transformación del turismo de España. En este sentido, ha explicado cómo se están concretando los planes y medidas puestos en marcha por su departamento en los distintos territorios y zonas de España.

Para aprovechar todos los recursos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el ministro ha insistido en alcanzar un gran Pacto de Estado por la Industria, para dotar al país de una industria «más productiva, sostenible y competitiva, con más empleos cualificados y de mayor calidad».

«Estoy convencido de que este gran acuerdo es el mejor camino para lograr este objetivo prioritario para el futuro de España«, ha sostenido el ministro.

Hereu ha recordado que, del total de casi 4.500 millones de euros en subvenciones de la primera parte del Plan de Recuperación en industria y turismo, más de la mitad, el 56%, han sido transferidos a comunidades autónomas y entidades locales.

También ha detallado que la política industrial de su departamento pivotará «sobre tres grandes ejes»: el impulso a la reindustrialización y a la autonomía industrial y tecnológica; la descarbonización de la industria y el desarrollo de las tecnologías limpias; y la transición energética y digital.

En este sentido, ha destacado que Europa y España se encuentran en un momento clave por elementos externos que están haciendo que haya un nuevo momento de reindustralización que se debe aprovechar.

«En primer lugar, la apuesta que está realizando Europa tras la pandemia por la autonomía estratégica abierta. En segundo lugar, por el cambio de visión que se ha producido en el propio sector empresarial, las empresas quieren minimizar riesgos de suministro y vuelven a apostar por la relocalización de actividades. Y en tercer lugar, por la aportación de las energías renovables, que van a suponer para España una clara ventaja competitiva, frente a otros países», ha señalado el ministro.