21/07/2024 10:06:18 PM
21/07/2024 10:06:18 PM

Helados sin azúcar añadido: 5 recetas fáciles y deliciosas

Los plátanos congelados evitan la formación de cristales de hielo grandes, resultando en una mezcla homogénea y suave​. El helado elaborado con plátano congelado es nutritivo, aportando potasio, vitamina C y fibra dietética sin los aditivos y conservantes de los helados comerciales​.

¿Por qué el plátano congelado es ideal para hacer helado?

El plátano congelado es un ingrediente sorprendentemente eficaz para hacer helado debido a su textura y propiedades naturales que resultan en una consistencia cremosa similar a la del helado tradicional. A continuación, exploramos las razones y beneficios de usar plátano congelado para hacer helado.

Textura del plátano congelado

Cuando los plátanos se congelan y luego se mezclan, desarrollan una textura increíblemente suave y cremosa. Esta característica se debe a la alta cantidad de pectina y almidón en los plátanos.

La pectina es una fibra soluble que, al mezclarse, proporciona una consistencia espesa y rica que emula perfectamente la textura del helado tradicional. Además, los plátanos congelados evitan la formación de cristales de hielo grandes, resultando en una mezcla homogénea y suave​.

Cualidades del plátano congelado

Dulzura natural

Los plátanos son naturalmente dulces, especialmente cuando están muy maduros. Al usarlos como base para el helado, no se necesita añadir azúcar extra, lo que hace que el helado sea una opción más saludable en comparación con los helados comerciales llenos de azúcar añadido.

Simplicidad y comodidad

Hacer helado de plátano congelado es extremadamente sencillo. Solo necesitas congelar los plátanos, luego mezclarlos hasta obtener una consistencia cremosa. Este proceso no requiere una máquina de helado ni ingredientes complejos, lo que lo hace accesible para cualquier persona con una licuadora o procesador de alimentos.

Versatilidad

Los plátanos congelados pueden combinarse con una variedad de ingredientes para crear diferentes sabores y texturas. Puedes añadir cacao en polvo para un helado de chocolate,  para un sabor a nuez, o frutas adicionales como fresas o mango para una mezcla frutal. Esta versatilidad permite personalizar el helado según tus preferencias​.

Beneficios utricionales

El helado de plátano  no solo es delicioso sino también nutritivo. Los plátanos son una excelente fuente de potasio, tienen 350 mg por ración de 100 g. Además de vitamina C y fibra dietética. Utilizar plátanos congelados en el helado proporciona estos nutrientes esenciales sin los aditivos y conservantes que se encuentran comúnmente en los helados comerciales​.

5 helados sin azúcar añadido muy fáciles

Helado de mango

Ingredientes

Mango maduro – 100 g
Plátano congelado en rodajas-200 g
Edulcorante – al gusto, (opcional)

Preparación

Corta un plátano en rodajas y lo guardas en el congelador en una bolsa zip o de congelación durante 5 horas.
Pela el mango y trocea en rodajas, reserva 100 g, en la nevera.
Añade las rodajas de plátano congelado y el mango a una picadora o procesador de alimentos.
Triturar estos ingredientes durante 30-50 segundos.
Abre la picadora y remueve con una cuchara.
Prueba el sabor añade edulcorante si lo deseas.
Vuelve a triturar unos 40/50 segundos hasta que tenga una textura cremosa.
Ya puedes disfrutar del helado, o conservar en el congelador durante un rato antes de consumirlo.

Helado de chocolate sin azúcar añadido

Ingredientes

Plátano congelado en rodajas, –300 g
Cucharadas soperas de cacao en polvo sin azúcar- 2 o 50 g
Edulcorante al gusto – opcional

Preparación

Introduce los plátanos congelados en rodajas en la picadora o procesador de alimentos.
Añade el cacao en polvo sin azúcar. Tritura durante 40 segundos.
Abre la picadora y remueve con una cuchara y añade edulcorante al gusto (el cacao sin azúcar es bastante amargo, en esta receta es aconsejable añadir edulcorante).
Cierra la picadora y vuelve a triturar unos 30 o 40 segundos o hasta que tenga una textura cremosa.
Colocar el helado en copas y listo.

Helado de frambuesa

Ingredientes

Plátano congelado en rodajas – 200 g
Frambuesas congeladas – 100 g
Edulcorante, (opcional)

Preparación

Para esta receta necesitas un plátano de unos 200 g cortado en rodajas, lo congelamos durante unas 5 horas mínimo.
Sacar el plátano del congelador y lo introducimos en la picadora o procesador de alimentos.
Mezcla durante unos 30 o 40 segundos el plátano congelado en la picadora.
Añade ahora 100 g de frambuesas congeladas. Mezcla durante 30 segundos.
Abre la picadora y remueve con una cuchara.
De nuevo pon en marcha la picadora y vuelve a mezclar unos 40 segundos o hasta que veas que tiene una textura cremosa.
Probar el punto de dulzor, si prefieres más dulce añade edulcorante líquido y remueve con una cuchara.
Coloca el helado en una copa y listo para servir.

Helado de menta y lima

Ingredientes

Plátano congelado en rodajas – 300 g
Media lima exprimida, 8o medio limón)
Un puñado de hojas de menta, (o hierbabuena)
Edulcorante al gusto

Preparación

Añade a la picadora las rodajas de plátano congelado.
Incorpora  la lima exprimida y las hojas de menta. Tritura unos 40 segundos. 
Abre la picadora, remueve con una cuchara. Prueba el sabor y añade el edulcorante si lo deseas.
Cierra la picadora y vuelve a mezclar unos segundos hasta que tenga una textura cremosa.
Ya puedes disfrutar del  helado.

Helado de arándanos

Ingredientes

Plátano en rodajas congelado- 150 g
Arándanos congelados –150 g
Edulcorante al gusto – opcional

Preparación

Introduce en la picadora el plátano congelado y los arándanos. Tritura unos 30 segundos.
Abre la picadora, remueve con una cuchara y prueba el sabor, añade edulcorante si lo deseas.
De nuevo tritura durante 40 segundos o hasta lograr una textura cremosa.
¡Listo!

En conclusión, el plátano congelado es ideal para hacer helado debido a su capacidad para crear una textura cremosa y suave, su dulzura natural, y su simplicidad en la preparación. Además, es versátil para combinar con otros sabores y proporciona beneficios nutricionales, haciendo de este helado una opción saludable y deliciosa.

Si aún no lo has probado, te animo a que experimentes con plátanos congelados en tu próxima receta de helado. Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.