15/06/2024 08:13:32 AM
15/06/2024 08:13:32 AM

Filtran qué hizo la Reina Sofía en un restaurante que le sirvió productos congelados

La actriz sevillana María Galiana, famosa por su papel de Herminia en la serie Cuéntame cómo pasó de TVE, compartió algunos detalles sobre su relación con la Reina Sofía durante su visita al programa La Resistencia de Movistar +.

En concreto Galiana recordó con cariño una ocasión especial en la que conoció a la Reina Emérita, cuando recibió una distinción. En ese evento, tuvo la oportunidad de compartir momentos con los entonces Reyes de España, Juan Carlos I y Sofía de Grecia. La actriz mencionó que la Monarca, muy cariñosa, le comentó: “La vemos todos los jueves”, refiriéndose a su papel en la televisión.

Claro que si algo llamó la atención del público del programa fue el momento en el compartió una anécdota durante una comida en la que también coincidió con la madre de Felipe VI. En esa ocasión, les sirvieron un menú que incluía pescado congelado. Para sorpresa de todos, la reacción de Doña Sofía fue bastante discreta. Según María Galiana, es una persona “extraordinariamente austera”. Además, es lactovegetariana, lo que significa que no consume carne, pero sí pescado y productos lácteos.

También vaya huevazos poniendo pescado congelado a María Galiana y la reina Sofía. Esta reseña es para que salga en Google #LaResistencia pic.twitter.com/fKEqv5MGy6

— La Resistencia por M+ (@LaResistencia) June 10, 2024

 

La actriz también mencionó que en el menú les sirvieron una “especie de bazofia rara de verduras”. Ante este comentario, el presentador David Broncano le preguntó si no se había quejado por la calidad de la comida: “¿Y la reina de España no dio un golpe así en la mesa y vinieron y trajeron al cocinero y lo echaron por la ventana?”, preguntó a modo de broma. Nada más lejos de la realidad: “No, no, no. Es mucho más adusta la cosa de lo que parece”. Vamos, que tiene “bastante más aguante” que ella misma.

A lo largo de la entrevista, Galiana no dejó de expresar su admiración por ella describiéndola como una mujer ejemplar y “súper resignada a lo que viniera”. Asimismo destacó la capacidad de la reina para adaptarse a las circunstancias con una actitud tranquila y natural, algo a su juicio realmente admirable y digno de respeto.