28/05/2024 12:58:54 AM
28/05/2024 12:58:54 AM

Feijóo pide un imposible: que Sánchez eche a Puente por sus críticas a Milei

Era obvio que la ‘gorilada’ de Óscar Puente contra el presidente argentino, Javier Milei, iba a traer consecuencias. El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido la dimisión o el cese del ministro de Transportes después de haber creado una crisis diplomática al insultar al máximo mandatario argentino.

«Hoy el señor Puente debería dimitir o ser cesado, pero ni va a dimitir ni va a ser cesado, porque Puente y Sánchez disfrutan del lodazal en el que intentan meter a España», ha declarado en un mitin en Badalona (Barcelona) junto al candidato, Alejandro Fernández, y el alcalde, Xavier García Albiol. Feijóo ha alertado de que «acaban de crear una crisis política con un país hermano como es la República de Argentina».

Puente dijo el viernes en un coloquio sobre comunicación y redes sociales en Salamanca: «He visto a Milei en una tele y dije, según le estaba oyendo no sé en qué estado, previa a la ingesta o después de la ingesta de qué sustancias, y salió a decir aquello y yo dije: es imposible que gane las elecciones, cavó su fosa. Pues no».

Feijóo ha criticado al Gobierno de Pedro Sánchez, que pide «que no se les insulte y ellos insultan a todo el mundo«, pero a su juicio lo hacen porque intentan romper y dividir. «Dicen que están hartos de los bulos y son una fábrica de bulos; hablan de fango cuando realmente ellos se mueven como nadie en el lodazal«, ha añadido.

Feijóo, contra Puente y Pedro Sánchez

Para Feijóo, es «lamentable que se tensionen de este modo las relaciones con un presidente» y ha defendido que España merece, textualmente, otro nivel. Durante este acto central de la campaña catalana, Feijóo ha reivindicado que «el PP no sobreactúa como Sánchez, sino que actúa«. «El Partido Popular no vende a sus votantes como Illa ni vende a su país como Sánchez», ha añadido.

Asimismo, ha asegurado que en la idea de democracia de Sánchez solo cabe docilidad y no hay lugar para la rendición de cuentas: «Nadie está a salvo de la purga«.