24/04/2024 12:34:13 AM
24/04/2024 12:34:13 AM

Feijóo no es Casado: respaldo rotundo a Ayuso y un recordatorio en clave interna

Alberto Núñez Feijóo es perro viejo en el mejor sentido de la palabra y sabe que la política es como la vida misma, con sus tensiones, sus celos y sus cuitas personales entre sus dirigentes. Por eso ha querido cortar de raíz cualquier conato de división a las puertas de unas elecciones vascas, catalanas y europeas que pueden dirimir el futuro de una legislatura ya de por sí agónica.

Sabe que cuando Pedro Sánchez se ve acosado por la corrupción o no puede ganar al rival en las urnas como en el caso de Isabel Díaz Ayuso -qué a la vista de la última encuesta que la catapulta a los 74 diputados cada día está más fuerte- orquesta una campaña de acoso que algún popular incauto secunda o incluso promueve, como ocurrió en tiempos del expresidente del PP, Pablo Casado.

 

Esta vez, sin embargo, han pinchado en hueso. Alberto Núñez Feijóo, que estos días celebra su segundo aniversario como presidente del PP en sustitución de Casado que cayó precisamente por hacerle el juego a Sánchez, ha reaccionado de manera completamente diferente como ha quedado patente en la Junta Directiva Nacional con la que ha dado por inaugurado el ciclo electoral.

En la Puerta del Sol valoran muy positivamente el mensaje lanzado por Feijóo: «ha estado muy bien» señalaban reconfortados. Y la propia Ayuso le felicita por sus dos años al frente del PP evidenciando una vez más la lealtad y el respeto que se profesan.

Ante el máximo órgano entre congresos, y en ausencia de algunos barones que no pudieron asistir por motivos de agenda pero que recibieron también el mensaje, Feijóo proclamó tajante que «si lo que pretenden es dividirnos, que se olviden, si pretenden desviar la atención, que se olviden».

 

Feijóo, este miércoles en un acto con concejales del PP en Castilla-La Mancha.

 

Pero el líder del Partido Popular no se quedó ahí y tras este primer toque de atención, añadió que tienen que continuar exigiendo explicaciones, entre otros a Pedro Sánchez por las graves revelaciones que se están conociendo sobre Begoña Gómez, «sin caer en provocaciones ni en distracciones y sin permitir que esparzan a nadie su suciedad con suciedad». Y concluía con un » irán a más, porque lo que han he no tiene defensa».

Un respaldo inequívoco y una llamada al cierre de filas con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que está sufriendo una cacería en toda regla para tratar de equiparar la Koldotrama y más en concreto, las sospechosas subvenciones del Estado que recibieron empresarios de la confianza de Begoña Gómez, con la actuación de un particular por mucho novio que sea de Ayuso, y que es completamente ajena al gobierno de la Comunidad de Madrid.

Dos años de trabajo y entrega, logrando victorias electorales y mayorías absolutas en Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.@NunezFeijoo, el mejor presidente para España. pic.twitter.com/wkfrOTAzQH

— Isabel Díaz Ayuso (@IdiazAyuso) April 2, 2024

En la Puerta del Sol valoran muy positivamente el mensaje lanzado por Alberto Núñez Feijóo: «ha estado muy bien» señalaban reconfortados y la propia Ayuso felicitaba a Feijóo por sus dos años al frente del PP evidenciando una vez más la lealtad y el respeto que se profesan.

Feijóo, que estos días celebra su segundo aniversario como presidente del PP en sustitución de Casado que cayó precisamente por hacerle el juego a Sánchez, ha reaccionado de manera completamente diferente como ha quedado patente en la Junta Directiva Nacional con la que ha dado por inaugurado el ciclo electoral.

En esta ocasión, además Pedro Sánchez está consiguiendo el efecto contrario al que deseaba: ni Feijóo se va a callar como ha dejado claro en una entrevista con Susanna Griso en Espejo Público al ser preguntado por Begoña Gómez: «no me gusta, no es mi estilo, pedimos a Sánchez que comparezca, si no, le haremos responder», ni Isabel Díaz Ayuso se va a achantar: «que me llamen a la comisión, que les voy a cantar lo más grande».

Feijóo que llegó a la presidencia del PP con el ánimo de acabar con el frentismo y ocuparse de los problemas reales de los españoles, se encontró con un Pedro Sánchez que levantó un «muro» el mismo día de su investidura a manos de Puigdemont, y que a lo largo de estos meses no ha tenido ningún reparo en poner el ventilador incluso con algunos ministros haciéndose eco de noticias falsas sobre la mujer de Feijóo.

Curtido «a su pesar» en el juego sucio que practica Sánchez, Feijóo ha querido zanjar cualquier atisbo de división en el PP para llegar al decisivo ciclo electoral como dijo una vez Manuel Fraga cuando los periodistas le preguntamos por su estado de salud tras un chequeo: «estoy como un reloj suizo nuevo».