14/06/2024 06:30:33 PM
14/06/2024 06:30:33 PM

Feijóo huye de los extremos Sánchez y Milei y sigue fiel a la moderación para las europeas

Muchos han sido los que han catalogado de equidistante la posición de Feijóo en el conflicto -o, al menos, tensión- diplomática entre España y Argentina. Para nada. Todo lo contrario. El planteamiento del líder del PP es tan claro como contundente: frente a la escalada verbal -fango, tildaría el PSOE- que, primero, el ministro Óscar Puente protagonizó contra el presidente de Argentina, insinuando que consume droga, y, posteriormente, el pasado fin de semana, el propio Javier Milei contra Sánchez y su esposa, hay otra forma de hacer política.

Se trata, por consiguiente, de ser la alternativa a la polarización y al populismo; de ensalzar una política racional frente a la visceral, en la que muchas fuerzas políticas tratan de conseguir rédito electoral. 

No es que no se haya querido, en suma, posicionar Feijóo. A contrario sensu, ha puesto en evidencia que, lejos de la ideología, hay un peligro transversal: la pérdida de las formas, del decoro, del arte de hacer política a través del diálogo y, en el plano internacional, de la diplomacia. Normas elementales para el buen funcionamiento de cualquier Estado de Derecho y democrático, como España y Argentina. En este sentido, Javier Milei y Óscar Puente -y, por extensión, Pedro Sánchez- han demostrado ser el mismo producto pero con diferente envase.

 

«Ni unos ni los otros», claman desde el PP

«Lo de Javier Milei fue un intolerable exabrupto», asegura a ESdiario una fuente muy solvente de la dirección nacional del Partido Popular. Sostiene, en todo caso, que «quien inició todo fue el Gobierno de España, fue Óscar Puente» y que, por tanto, «con ese antecedente» toda respuesta «cambia», asegura el mismo popular a este periódico.

«No se ha expulsado a Óscar Puente, al contrario, lo han defendido desde el Gobierno«, recuerdan desde el PP para denotar la hipocresía con la que está actuando el Gobierno tras conocer las polémicas -y graves- acusaciones de corrupción que Javier Milei profirió, en suelo español, a Pedro Sánchez y a Begoña Gómez. 

Creo en la ética, en la moderación y en el diálogo sereno. En lo que estamos viendo en las últimas semanas no creo ni creeré jamás.

Esta escalada verbal entre los Gobiernos de España y Argentina no conduce a ninguna parte y a mí no me representa, en ningún caso. pic.twitter.com/ANfbwEEGZH

— Alberto Núñez Feijóo (@NunezFeijoo) May 20, 2024

 

En cualquier caso, entienden los populares consultados que todo se ha de enmarcar en el contexto electoral. Así, en una semana en la que oficialmente inicia la campaña de las elecciones al Parlamento Europeo, presentadas como un plebiscito entre Sánchez y Feijóo, en una suerte de segunda vuelta de las generales, «Vox ha salido al rescate de Sánchez, como siempre«, reprocha a ESdiario un muy cercano a Feijóo. 

Ciertamente, los dos únicos partidos que -casualmente- han salido beneficiados de la tensión entre España y Argentina son el PSOE y Vox. Los de Pedro Sánchez podrán agitar durante, al menos, los próximos días con mayor ímpetu el -poco original, por cierto- miedo a la ultraderecha y los de Abascal, por su lado, se han apuntado una exageración y salida de tono más que tanto gusta a su cada vez más constreñido electorado. 

La «moderación» para captar voto del PSOE

«Centro» y «moderación» repiten por doquier desde el número trece de la calle de Génova. «Ese es al electorado que nos dirigimos», en referencia al moderado, y advierten las mismas solventes fuentes del PP a este periódico que «no nos dirigimos al electorado de Vox«. Se ratifica, por tanto, como avanzábamos en ESdiario, la estrategia popular de captación de votantes socialistas moderados de cara a las elecciones europeas del próximo 9 de junio. 

Y, precisamente, a ese electorado se dirigirá esencialmente Núñez Feijóo, el candidato in pectore a las europeas. «El PSOE ha expulsado voto por el centro para el PP«, explica a este periódico una persona de la máxima confianza del líder del PP, porque «está perdiendo un voto constitucionalista que está sabiendo aglutinar el PP«, destaca.  Sin duda alguna, y más tras el 12M, asegura la misma destacada fuente que «el PP tiene que dar la batalla por el centro» y que los populares tienen «más interés en sacarle votos al PSOE que no a Vox«, sentencian.