14/06/2024 06:01:55 PM
14/06/2024 06:01:55 PM

Feijóo enseña a Susanna Griso el botón nuclear del PP

Aprieta el líder del PP. El arreón genovés en esta última semana de campaña para convertir los votos del próximo domingo en el final del sanchismo es una jugada arriesgada. Sin duda. Un giro en su estrategia que invisibiliza todavía más a los verdaderos candidatos y coloca la pelota en los grandes líderes.

Ya no importan Dolors Montserrat ni Teresa Ribera. Dicho con todo respeto y aprecio. En realidad siempre han sido figurantes interpuestos. Pero, en este momento decisivo, cara a cara, de forma descubierta, están Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez colgados en los carteles europeos. El domingo uno de los dos ganará. Ambos apuestan por hundir al rival. Es una pelea muy personal.

De hecho ambos, Feijóo y Sánchez, son los que están llevando el peso de la campaña desde el principio. Aquí no es costumbre, como en Italia, que sean los mandatarios máximos de las formaciones políticas quienes sean cabeza de cartel en las europeas para dar más tirón a las elecciones. Aunque es igual, en esta ocasión, en España son los representantes supremos de PP y PSOE los que se la juegan… Y ninguno de ellos se esconde.

Para mayor inri, el lunes, en Espejo Público, la periodista Susanna Griso sacó la que ha sido la gran declaración de semanas a cualquier líder. Feijóo no descartó la posibilidad de hacer una moción de censura a Sánchez si el resultado en las urnas ratifica que el presidente pierde legitimidad. Es lo lógico con la deriva que lleva el PSOE. El paso muestra arrojo. Aunque, la verdadera moción de censura los populares apuestan que se la den al presidente del Gobierno los españoles este domingo, acudiendo a votar masivamente para decirle, con las papeletas que más daño le hacen, las del Partido Popular de Feijóo, que desean su marcha. A.M.BEAUMONT