15/06/2024 08:30:55 AM
15/06/2024 08:30:55 AM

Estupor y alarma por lo ocurrido con la mujer de María del Monte en pleno directo

Inmaculada Casal, la esposa de la popular cantante Maria del Monte, se ha derrumbado en pleno directo. Lo ha hecho confesando cómo han vivido estos meses, después del asalto a su casa con ellas en el interior, y estos días también después de que se haya conocido que el juez ha puesto en libertad su sobrino, Antonio Tejado, y el resto de presuntamente implicados en el robo con fuerza en su casa sevillana.

A pesar de la aparente fuerza y normalidad que han intentando transmitir tanto Inmaculada como la tonadillera tras los trágicos acontecimientos a los que han tenido que hacer frente, la presentadora de Andalucía de Tarde, el programa de la televisión autonómica andaluza Canal Sur, reconocía:

«Ha sido una temporada que me ha dado muchas alegrías pero me ha cogido en un momento bajo por el suceso horroroso que he sufrido en mi casa y desde aquí dar las gracias a los colaboradores».

#EXCLUSIVA 💣4,48 horas de declaración a las que @Nacho_Abad ha tenido acceso y vamos a ver hoy en ¡DeViernes!

➡️ Declara Inmaculada Casal

🪩 #DeViernes
🟣 https://t.co/0SLWhrFTIX pic.twitter.com/sbVpSFlcM3

— De viernes (@deviernestv) April 26, 2024

 

Aunque la pareja ha preferido llevar los detalles del robo de su domicilio en la más estricta intimidad, Inmaculada Casal reconocía ante las cámaras que este suceso le ha afectado psicológicamente: «Yo estoy fastidiada. Han sido días difíciles, el programa me ha venido bien porque he pensado en otra cosa». Siempre muy respetuosas con el proceso judicial que han vivido durante estos meses, Inmaculada dejaba claro una vez más: «Solo digo que respeto la decisión judicial y que sabía que iban a salir en libertad con cargos a la espera de juicio».

Inmaculada Casal: lágrimas y rota en directo

Rota de dolor, cuenta Chic, y con el rostro bañado en lágrimas, la pareja de María del Monte reconocía que tiene miedo tras lo sucedido: «Tengo miedo porque saben quién soy, saben dónde vivo, cuál es mi familia, dónde salgo, a qué hora salgo…». A pesar de todo lo que se ha hablado sobre el robo y las muchas informaciones erróneas al respecto, Inmaculada insistía en que tanto ella como María desconocen a día de hoy la identidad de las personas que entraron en su domicilio: «Yo no sé esas personas que entraron en mi casa que tenían una capucha. Durante todo este tiempo en los momentos difíciles he tenido resiliencia, todo pasa por algo»