24/07/2024 04:12:56 PM
24/07/2024 04:12:56 PM

El Yoyas se mofa de los 50 policías que fueron a detenerle y ¡pide el indulto!

Carlos Navarro, conocido por El Yoyas tras su paso por Gran Hermano, ha sido detenido poco después de las 6 de la mañana de este miércoles 26 de junio, tras una importante operación policial que ha congregado a medio centenar de agentes pertenecientes a los Mossos y al Grupo II de Fugitivos de la Policía Nacional.

Carlos el Yoyas fue condenado a cinco años y ocho meses de cárcel por maltratar de forma continuada a su ex mujer, Fayna Bethencourt (también ex concursante del reality de Telecinco) por el Juzgado de lo Penal 5 de Las Palmas de Gran Canaria. También pesa sobre él una condena por maltratar a los dos hijos de la pareja.

Según ha podido saber ESdiario, la detención se producía después de que hace unos meses, tanto Mossos como Policía registrasen esa misma masía en la que ahora ha caído. Se trata de un lugar apartado en una localidad a hora y media de Barcelona, L’Anoia.

🚩Detenido un fugitivo en l’Anoia (Barcelona) que tenía una orden de detención por violencia en el ámbito familiar, amenazas y malos tratos. Se encontraba fugado desde noviembre de 2022

Investigación conjunta de la Sección de Localización de Fugitivos de @policia con @mossos pic.twitter.com/3K62ojyEkH

— Policía Nacional (@policia) June 26, 2024

 

El Yoyas estaba durmiendo, semidesnudo, en el momento en el que los agentes del operativo policial asaltaron la estancia. Según publica el diario ABC, el conocido ex concursante de GH y contertulio de televisión no dudó en reírse de los agentes, incluso vacilar a quienes le estaban deteniendo: “Si hubierais llamado a la puerta, os habría abierto”, ha dicho mientras era esposado.

El Yoyas se apunta a los indultos de Sánchez

Pero hay más, fuentes próximas a la operación han afirmado a ESdiario que Carlos Navarro El Yoyas ha informado a los policías que daba igual su detención porque iba a solicitar a Pedro Sánchez el indulto de unos delitos de violencia contra su ex mujer que, según él, no ha cometido. También reitera que se le perdone una deuda fiscal que habría acumulado con la Agencia Tributaria.

El Yoyas llevaba en búsqueda y captura desde noviembre de 2022. Durante este tiempo se también se ha mofado del sistema judicial ya que incluso ha llegado a conceder entrevistas a diversos medios.

La casa en la que se ha escondido estos meses estaba sellada. Las ventanas permanecían siempre cerradas, con una doble persiana para que no se filtrara luz ni de día ni de noche. Por dentro tenían estores y estos a su vez habían sido tapados con una lona gris oscura. Un camuflaje perfecto, en medio de una finca donde había dos perros grandes de los que se ocupaban otras personas. 

La clave para dar con él, aunque de forma indiciaria, ha sido su familia. Su padre, su hermana y su cuñado se repartían la tarea de llevarle víveres, grandes compras, muchas en bolsas del Mercadona, de cuando en cuando. También le ha visitado su novia actual en alguna ocasión, tal y como recoge el citado periódico madrileño.

“Su única compañía era una bicicleta estática y una cinta para andar. La vivienda estaba hecha unos zorros: sucia, maloliente, con olor a porros y restos de latas de cerveza y comida, tirados aquí y allá”, escribe la periodista de sucesos y tribunales Cruz Morcillo.