13/04/2024 10:40:25 PM
13/04/2024 10:40:25 PM

El secreto de la auténtica receta francesa del Flan Parisien

La receta tradicional del Flan Parisien es relativamente sencilla, utilizando ingredientes comunes como la leche, el azúcar y los huevos.

Existen dos tendencias para elaborar este postre, una usa masa quebrada, la otra masa de hojaldre. Las dos versiones son deliciosas, la masa de hojaldre la puedes encontrar desde 1.04 €, mientras que la masa quebrada cuesta alrededor de 1.24 €.

¿Cómo surgió el Flan Parisien?

El Flan Parisien, también conocido como flan pâtissier, —o flan repostero—, se ha convertido en un verdadero clásico de la repostería que se encuentra en innumerables panaderías alrededor del mundo. Este exquisito postre, que combina un delicado flan sobre una base de masa quebrada/ o de hojaldre, ha ganado popularidad gracias a su sabor único y su textura reconfortante.

Desde el siglo XIX, ha sido objeto de numerosas adaptaciones que han permitido satisfacer los paladares más exigentes, incorporando ingredientes como caramelo, coco o chocolate, según los gustos y preferencias de cada región.

Las raíces inglesas del flan

Aunque el Flan Parisien se asocia comúnmente con la repostería francesa, sus orígenes se remontan a Inglaterra en la Edad Media, como se puede observar en la coronación de Enrique IV de Inglaterra en 1399.

Desde entonces, este delicioso postre ha sido un elemento destacado en la mesa real, estableciendo así sus raíces históricas. A lo largo de los siglos, esta tradición se ha mantenido viva, incluso siendo solicitada por la realeza, como lo fue en la celebración del 80 cumpleaños de la reina Isabel II de Inglaterra.

Variantes internacionales del flan parisien

El Flan Parisien ha viajado por todo el mundo, adaptándose a diferentes culturas y paladares, lo que ha dado lugar a una variedad de variantes internacionales.

Por ejemplo, en Portugal, se destaca por su hojaldre crujiente y su dulzura característica, mientras que en China, se prefiere una versión más densa utilizando masa quebrada y leche condensada. Por otro lado, en Inglaterra, se opta por una receta más suave y menos dulce, con leche entera y menos azúcar, mientras que en Francia, se agrega maicena para lograr una consistencia firme.

Variantes regionales del flan parisien

Además de las adaptaciones internacionales, el Flan Parisien ha dado lugar a una serie de variantes regionales únicas en diferentes partes del mundo. En Lorena, Francia, se prepara el «migaine», una versión enriquecida con huevos y crema fresca que aporta una textura aún más cremosa.

En Franco Condado, la «galette goumeau» ofrece una experiencia diferente, utilizando una masa de brioche y un relleno dulce perfumado con agua de azahar. Por su parte, en el cantón de Jura en Suiza, el «totché» combina crema agria para crear un contraste de sabores único.

Dos Tendencias del Flan Parisien: hojaldre o  masa quebrada

Actualmente, el Flan Parisien se presenta de diversas maneras, ya sea solo o acompañado de caramelo. Sin embargo, la forma más común sigue siendo sobre una base de masa quebrada.

En cuanto a la preparación, existen dos escuelas: los partidarios del hojaldre y los defensores de la masa quebrada. Aunque ambos tienen sus seguidores, la elección del tipo de masa puede influir en el resultado final del flan.

Mientras algunos optan por la comodidad de una preparación industrial, otros prefieren seguir la receta tradicional para obtener un flan cremoso y suave, como el auténtico Flan Parisien.

¿Hojaldre o masa quebrada? Cual escoger

Ambas opciones quedan deliciosas, sin embargo la masa de hojaldre es ligeramente más delicada y aireada que la masa quebrada. Te contamos más detalles de estas dos masas tradicionales en la repostería francesa.

El hojaldre:

El hojaldre, sin duda, es una de las masas más desafiantes de la repostería. Su elaboración requiere habilidad, tiempo y paciencia, además de una cantidad considerable de ayuda y, por supuesto, brazos dispuestos. Las múltiples capas finas que lo caracterizan son el resultado de un meticuloso proceso de pliegues y reposo.

Ingredientes y Proceso

Con solo cuatro ingredientes básicos -harina, mantequilla, sal y agua-, la receta de hojaldre se despliega en tres etapas esenciales. Cada paso requiere atención meticulosa para garantizar el desarrollo óptimo de su textura aireada y crujiente.

Versatilidad en la Cocina

El hojaldre es la elección predilecta para una amplia gama de preparaciones culinarias, desde quichés hasta milhojas, pasando por tartas, pasteles y mucho más. Su versatilidad en la cocina francesa es evidente en platos emblemáticos como las galettes des rois y los vols au vent, entre otros.

La masa quebrada

En contraste con el hojaldre, la masa quebrada ofrece una alternativa más sencilla y rápida. Su preparación es ágil, especialmente si se utiliza un robot de cocina. Aunque menos frágil que el hojaldre, conserva su carácter crujiente y versátil.

Ingredientes y Proceso Simplificados

La receta de masa quebrada también se basa en ingredientes básicos: harina, mantequilla blanda, agua y sal. La simplicidad del proceso radica en mezclar los ingredientes, formar una masa sin excederse en su manipulación, y dejarla reposar y extenderla dos veces.

Adaptabilidad dulce o salada

Una de las ventajas más destacadas de la masa quebrada es su capacidad para adaptarse tanto a preparaciones saladas como dulces. Desde tartas de frutas hasta  quiches, esta masa es la compañera perfecta para una amplia variedad de ingredientes y sabores.

Receta de Flan Parisien tradicional

Ingredientes para 6 personas

300 g de masa quebrada
1 litro de leche
1 vaina de vainilla, partida
125 gramos de azúcar
4 huevos enteros
90 g de Maizena (o flan en polvo)
Un poco de mantequilla para el molde
1 molde de 20 a 22 cm

Preparación:

Unta con mantequilla el molde y forrar con la masa extendida hasta el borde. Luego, colócalo en el frigorífico para que se enfríe.
Precalienta el horno a 180°C.
Vierte la leche en una cacerola y llévala a ebullición.
Agrega la vaina de vainilla partida y deja que infusione durante 10 minutos, tapado y apartado del fuego.
Rompe los huevos en un bol grande, añade el azúcar y bate durante 2 a 3 minutos hasta obtener una mezcla homogénea.
Incorpora la  maicena suavemente a la mezcla de huevos y azúcar. Vierte 1/3 de la leche caliente, mezcla bien y luego añade el resto de la leche, asegurándose de mezclar continuamente para evitar grumos.
Vuelve la mezcla a la cacerola y ponla a fuego medio, removiendo constantemente hasta que hierva durante 1 minuto. Luego, retira del fuego y deja que se enfríe.
Retira la vaina de vainilla de la mezcla enfriada y vierte la crema sobre la masa quebrada en el molde.
Hornea durante 5 minutos a 180°C y luego reduce la temperatura a 170°C. Continúa horneando durante unos 40 minutos más.
Una vez horneado, deja enfriar antes de desmoldar con cuidado.
Finalmente, deja que el flan se enfríe completamente antes de servir. ¡Que lo disfrutes!

En resumen, el Flan Parisien es mucho más que un simple postre: es un viaje a través de sabores, tradiciones y culturas de todo el mundo. Desde sus humildes comienzos en Inglaterra hasta su difusión global y sus múltiples variaciones regionales, este dulce ha cautivado los corazones y paladares de personas en todo el mundo.

La receta de flan parisien tradicional es un postre delicioso que puedes preparar con ingredientes sencillos. Si te ha gustado el artículo compártelo en redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.