21/07/2024 11:38:14 PM
21/07/2024 11:38:14 PM

El portavoz andaluz afea la «desvergüenza» de Montero y el «blanqueo» del PSOE

El tono que ha empleado este martes el consejero portavoz de la Junta de Andalucía, Ramón Fernández-Pacheco (PP-A), ha sido más duro del que habitualmente utiliza en las comparecencias tras reunión del Consejo de Gobierno, pero es que las últimas decisiones del Tribunal Constitucional (TC) sobre el caso ERE y las declaraciones de los socialistas, tratando de convertir la corrupción en un montaje en el que ellos son las víctimas, ha colmado la paciencia del portavoz.

Fernández-Pacheco ha criticado la «salida en tromba» de dirigentes del PSOE a «intentar blanquear» el caso de los ERE, e incluso lanzando el «bulo» de que se había archivado el caso, tras las decisiones del Tribunal Constitucional, exonerando del delito de prevaricación a la exministra Magdalena Álvarez y preparando eximir del de malversación a otros exaltos cargos del PSOE como el expresidente José Antonio Griñán.

 

Aunque el portavoz ha querido dejar claro que la Junta es «extremadamente respetuosa con las instituciones del Estado», ha llamado la atención sobre la «secuencia de acontecimientos» registrada desde hace escasas semanas, que parecen perfectamente orquestadas para hacer desaparecer la corrupción.

La «desvergüenza» de Montero

El saqueo a las arcas andaluzas irrita al PP de Juanma Moreno y el portavoz del gobierno andaluz ha criticado especialmente la «desvergüenza de algunos dirigentes» socialistas que exigen al presidente de la Junta, que «pida perdón» a los condenados en el caso ERE. «Perdón tienen que pedir los que se gastaron el dinero de los parados andaluces en prostitutas y en drogas y los que intentan blanquear todas esas atrocidades. Porque ningún caso de corrupción ha llevado a la condena de dos presidentes, un vicepresidente y cinco consejeros de la Junta de Andalucía», ha subrayado.

Diga lo que diga Pedro Sánchez, el caso de los ERE es el mayor caso de corrupción en España.

Que pidan perdón y lo más importante, que devuelvan los 680 millones de los parados andaluces. pic.twitter.com/C7inoUucEN— Ramón Fernández-Pacheco M (@RamonFPM) June 25, 2024

 Fernández-Pacheco no ha hecho referencia directa a la vicepresidenta del Gobierno María Jesús Montero, sin embargo, las palabras que ha recogido corresponden a las declaraciones del pasado viernes de la ministra en las que instó al PP a «pedir perdón» al PSOE de Andalucía.

 

 

Sospechosas coincidencias

El portavoz de la Junta ha recordado que en plena campaña electoral «el presidente del Gobierno adelanta en el municipio de Benalmádena un fallo del TC diciendo que Magdalena Álvarez fue víctima de la derecha y de la ultraderecha y qué casualidad que unos días después el TC confirma las palabras de Pedro Sánchez, algo que hasta ahora no había pasado nunca».

«Tampoco había pasado nunca que el TC entrara como si fuera un tribunal de casación a reescribir casos de corrupción en España«, ha añadido Fernández-Pacheco, que ha explicado que la «tercera etapa» de la secuencia de acontecimientos ha sido la «salida en tromba del PSOE a intentar blanquear el que, diga lo que diga Pedro Sánchez, va a seguir siendo el mayor caso de corrupción de la historia de España, en el que se robaron más de 680 millones de euros, que eran de los parados andaluces y que todos sabemos dónde acabaron».

 

Preguntado por si cuestiona la imparcialidad del TC en este caso, el portavoz del Ejecutivo andaluz  ha afirmado que le «ha llamado poderosamente la atención que, por ejemplo, el presidente del TC, que fue fiscal general del Estado nombrado por el Gobierno de Pedro Sánchez, pues no se abstuviera en la votación. O que el señor Juan Carlos Campos, que ha sido secretario general de Relaciones con el Parlamento en la Junta de Andalucía y ministro de Justicia en el Gobierno de España con el PSOE, al que se le conoce una manifiesta amistad con alguno de los condenados por el caso ERE, no se haya abstenido en este caso». Y sobre todo que «Sánchez en un mitin del PSOE adelantase el fallo del TC», ha recalcado antes de concluir que «todos esos indicios nos pueden llevar razonablemente a pensar que hay cierto manoseo de la institución por parte del Gobierno«.