13/04/2024 09:43:34 PM
13/04/2024 09:43:34 PM

El Padre convierte en Dios intocable al actor José María Pou

Ternura, cariño, maltrato, verdad, drama, sensibilidad, cercanía. Son los ingredientes de El Padre, interpretado con una maestría excepcional por José María Pou. A su lado y como apoyo fundamental a una grandiosa Cecilia Solaguren quien interpreta el papel de la hija de un enfermo de la enfermedad del olvido, el Alzheimer.

El Padre es una explosión de emociones. Durante noventa minutos el corazón se hace pequeño. Enano. En algunos momentos la lágrima se escapa. En otros momentos, cual arroyo caudaloso. Hay verdad y verosimilitud. Pou cumplirá este próximo noviembre 80 años y es el padre o abuelo de muchos que han podido sufrir en familia la dura y cruda enfermedad de una demencia donde uno ya no recuerda quién fue. La tragedia de quien la vive de una manera activa y el alrededor de quienes son arrastrados. El drama de conocer que ya nada será igual. La nostalgia de la inexistencia de recuerdos. Y los inconvenientes que conlleva el día a día con estos pacientes a quienes se les apaga la memoria de manera absoluta hasta que un día ese olvido llega al corazón.

El actor barcelonés engancha al público desde su presencia en el escenario. Es el Dios de las tablas españolas. Es grandioso en su palabra y excepcional en el pequeño gesto, donde se hace aún más grande. Un reloj perdido en algún lugar de la casa hace que el actor comience a narrar el desastre de la enfermedad que lo tiene apartado del mundo. Del suyo y del resto de los mortales. El joven dramaturgo Florian Zeller cuenta en su haber todos los premios de la literatura francesa.

El Padre se representa en el Teatro Bellas Artes de Madrid durante el mes de abril. Obra maestra contada en primera persona que hace que el público durante diez minutos se levante de su butaca para aplaudir a un monstruo de la escena. Solaguren, Alberto Iglesias, Elvira Cuadrupani, Jorge Kent, Lara Grube conforman el elenco de actores junto a Pou. La familia que vive el drama de la enfermedad del olvido.

En la capital española y en el teatro Pavón en la calle Embajadores se representa La Madre interpretado por Aitana Sánchez Gijón. El homólogo femenino de El Padre de Florian Zeller. En este caso la soledad del nido vacío cuando la madre se desprende de su vida anterior.

José María Pou estrenó El Padre hace dos años. Llenos absolutos allá donde va. En ciudades grandes y en rincones más perdidos. La maestría del actor lo sitúa en el podium de los dioses intocables junto a Pepe Sacristán y Héctor Alterio.