24/07/2024 03:25:21 PM
24/07/2024 03:25:21 PM

El motivo del ninguneo de Sánchez a Felipe VI: evitar una grieta en el Gobierno

De «inédito» y «lamentable» califican desde el PP el palmario desplante institucional que el Jefe de Gobierno ha protagonizado contra el Jefe de Estado. Concretamente, tal y como venimos informando en ESdiario, el Rey Felipe VI inició este domingo su primera visita por los países bálticos sin ir acompañado por ningún ministro, como es lo habitual en las visitas oficiales.

Además de los preceptivos encuentros con las máximas autoridades de Estonia, Letonia y Lituania, el monarca va a visitar a las tropas españolas desplegadas en estos dos últimos países en el marco de los esfuerzos de la OTAN para proteger el Flanco Este frente a la amenaza rusa.

El Rey, durante el almuerzo de trabajo ofrecido por el presidente de la República de Lituania:

🗨️ España está dispuesta a seguir trabajando estrechamente con Lituania, mano a mano, como amigos y aliados, en estos difíciles y convulsos tiempos para todos los países. pic.twitter.com/T3QlrHXuzW

— Casa de S.M. el Rey (@CasaReal) June 24, 2024

 

La transcendencia, la relevancia y, en suma, lo simbólico de esta visita del Jefe del Estado a los países bálticos está fuera de toda duda. Se trata, sin exageración, de uno de los viajes diplomáticos más importantes para el Estado español de los últimos tiempos: es el primero que el monarca realiza al extranjero tras celebrar el miércoles el décimo aniversario de su llegada al trono y también la primera ocasión que visite estos tres países miembros de la UE y de la OTAN. El único precedente fue el viaje de Estado que realizaron en 2019 el Rey Juan Carlos I y la Reina Sofía. Es, consecuentemente, del todo injustificable la ausencia de un ministro de jornada, como popularmente se conoce. 

Tal ha sido la magnitud del escándalo que desde el Gobierno de Pedro Sánchez, tal y como ha anunciado este lunes el Ministerio de Defensa en un breve comunicado, han tenido que rectificar parcialmente y la ministra de Defensa, Margarita Robles, acompañará -finalmente- el próximo martes al Rey Felipe VI en Letonia en su visita a las tropas desplegadas en el país.

 

El PSOE trata de minimizar la polémica

Lejos de pasar desapercibido, el desplante al Rey Felipe VI por parte del Gobierno de Pedro Sánchez se hizo notar en una creciente polémica. Y al PSOE no le ha quedado más remedio que, cercado por los casos de corrupción que le salpican y la imposibilidad -al menos por el momento- de hacer president a Salvador Illa, rebajar la tensión.

Por ello, los de Pedro Sánchez no le dan «la más mínima importancia» al hecho de que el Rey Felipe VI haya acudido de viaje oficial a los países bálticos sin estar acompañado por un ministro de jornada y considera que está dentro de la «normalidad».

«Toda la normalidad a este respecto, ha sucedido en otras ocasiones similares y no le hemos dado la más mínima importancia«, ha señalado la portavoz del partido, Esther Peña, este lunes en una rueda de prensa en la sede del partido.

Pese a todo, las reglas informales están claras. En este sentido, el catedrático emérito de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo, Ramón Punset, ha afirmado este lunes que «el rey no puede actuar solo» sino que «siempre debe haber un ministro que refrende sus actos, de manera expresa o tácita, incluidos los discursos, los mensajes y las visitas«. Ni más ni menos.

El Gobierno quiere evitar una nueva grieta con sus socios

Más allá de la superficial polémica, subyace una preocupante razón de fondo. La estabilidad del Gobierno, máxime con una incierta investidura de Salvador Illa en el horizonte catalán o -nada descartable- una repetición electoral, brilla por su ausencia. Es inasumible, por tanto, incrementar tal inestabilidad con una (nueva) crisis en el Gobierno de coalición, con Sumar, y con el resto de los socios que mantienen el débil Ejecutivo.

Y bien conocida es por todos la posición antimilitarista de los que sustentan a Pedro Sánchez en La Moncloa. Ergo, el marcado carácter militarista de la visita de Felipe VI a los países bálticos no conviene al Ejecutivo: se antepuso, por tanto, el ninguneo al Jefe del Estado antes que abrir una pública grieta con sus socios que remarquen la turbulencia del Gobierno. En otras palabras, por mucho que consistiera en un desdén al Rey, Pedro Sánchez antepuso su propio interés político -y electoral-.

«Lamento que ningún ministro le haya acompañado en la mayor parte de un viaje tan simbólico«, ha afirmado, por su parte, Feijóo, el líder del PP. Dicho esto, en un mensaje en su cuenta oficial en la red X, el líder de los populares ha señalado que el Rey ha mostrado «el firme compromiso de España» con sus aliados «visitando a nuestros militares desplegados en Estonia, Letonia y Lituania».