24/05/2024 07:45:48 PM
24/05/2024 07:45:48 PM

El más duro informe antiamnistía lo emitió el PSOE en 2019 y pidió apoyo al PP

El PSOE emitió en 2019 el más duro alegato contra todo intento de neutralizar condenas a independentistas. Ningún escrito de intelectuales o letrados ha sido más contundente.

El partido de Sánchez incluso pidió ayuda al PP (hoy “fachosfera”) para defender la sentencia del procés que luego torpedeó con sus cambios penales, indultos y amnistías. Véase su contundente literalidad.

“Tras la sentencia condenatoria unánime del Tribunal Supremo contra dirigentes políticos y líderes de asociaciones impulsoras del procés independentista en Cataluña, el PSOE quiere hacer un llamamiento a la responsabilidad y a la colaboración del conjunto de las fuerzas políticas, y muy especialmente de los partidos comprometidos con la Constitución Española, para que se pongan del lado del Gobierno de España en defensa de la legalidad, de la normalidad democrática, y del restablecimiento de la convivencia en Cataluña”.

El PSOE pedía apoyo al PP para defender la sentencia del procés.

 

“Catalanes y catalanas deben saber que el PSOE da su apoyo pleno al Gobierno de España para que vele:

a) Por el pleno cumplimento de la legalidad;
b) Por la preservación de la paz, el orden público, y el correcto funcionamiento de los servicios en Cataluña;
c) Y porque esta sentencia, que pone fin a una estrategia fracasada del separatismo, ponga punto y final también a un periodo político marcado por la parálisis de las instituciones catalanas y por la fractura social de una comunidad que quiere mirar hacia delante; que no quiere mirar al pasado ni volver a perderse en quimeras nefastas para la convivencia.” Nunca hubo punto final.

“Hay que decir que los jueces han hecho su trabajo con plenas garantías, rigor y transparencia, así que ahora nos toca a los representantes políticos hacer nuestro trabajo, pensando en el interés general y no en el interés partidista. El mundo nos mira y la sociedad catalana nos necesita, así que no cabe más reacción que el respeto y el acatamiento del fallo: y con acatamiento del fallo me refiero a su cumplimiento íntegro”.  

“A unos la sentencia les parecerá excesivamente dura, a otros, sin embargo, les parecerá demasiado blanda, pero como demócratas todos tenemos que acatarla”. El PSOE no esgrimía lawfare, indultos, ni amnistía. Lo ideó Sánchez después.

 

El PSOE rechazaba cambios legales para neutralizar el fallo.

 

“Respetar el fallo significa no cuestionarlo invocando un imaginario “derecho a decidir”, que no recoge ni avala ninguna Constitución Europea; ni tratando de crear una imposible colisión entre legitimidad y legalidad democrática, pues no hay democracia sin legalidad”.

Los socios de Sánchez reiteran hoy tal derecho tras pacificarlos con reformas legales, indultos y amnistía. Y no rompe con ellos.

 

“Todos deben entender que el Estado de Derecho siempre responde y responderá a los pulsos que se le plantean. Es hora de buscar la reconciliación entre todos los catalanes. El fallo es una oportunidad para que el Govern de la Generalitat mire hacia delante y se preocupe por el bienestar del conjunto de los catalanes, en lugar de alimentar las quimeras más disparatadas y lesivas para la convivencia de una parte minoritaria de los catalanes”. Los socios mantienen quimeras y pactos con PSOE.

El PSOE emitió en 2019 el más duro alegato contra todo intento de neutralizar condenas a independentistas. Ningún escrito de intelectuales o letrados ha sido más contundente. El partido de Sánchez pidió ayuda al PP para defender la sentencia del procés que luego torpedeó con sus cambios penales, indultos y amnistías.

El PSOE rebatía “a quienes secundan la idea de que esta sentencia es una “venganza”, o quieren ver en ella un “fracaso” del Estado, a consecuencia de la judicialización de la política”. Sánchez ha admitido, verbal y legislativamente, que fue un error la judicialización del procés”.

“En una democracia consolidada como la nuestra se juzgan hechos concretos, no ideologías. Y las respuestas políticas a los conflictos políticos y de convivencia como el que vive Cataluña no son incompatibles, sino todo lo contrario, a la actuación de los tribunales en la defensa de la legalidad que sustenta la convivencia”. Hoy Sánchez torpedea toda acción judicial contra indepes vía fiscalía.

Tampoco parece muy oportuno reaccionar al fallo proponiendo reformas del Código Penal, pues ello parece cuestionar y poner el foco en posibles carencias del fallo que no son tales”. ¿Y por qué ha neutralizado Sánchez malversación, sedición y terrorismo para beneficiar a los indepes?

El PSOE espera y exige del PP, como partido de la oposición, la misma lealtad que el PSOE tuvo con el PP cuando los partidos independentistas declararon unilateralmente la independencia cuando estaba Rajoy de presidente del Gobierno. Con una sentencia tan trascendente como la que acaba de emitir el Tribunal Supremo, los partidos políticos debemos estar a la altura y cerrar filas no en defensa de nuestras posiciones particulares, sino en defensa de la democracia española y de nuestro Estado de Derecho”. Sánchez hoy cierra filas con Junts, ERC y Bildu.

“Pedimos al resto de fuerzas políticas que no cedan a la sobreactuación en un sentido u otro, que sean responsables y colaboren en la aceptación serena de esta sentencia que es una muestra más de la fortaleza de nuestra democracia”. La debilidad de Sánchez dinamitó tal “fortaleza de nuestra democracia”.  Aguó toda sentencia contra indepes.