25/06/2024 03:03:01 PM
25/06/2024 03:03:01 PM

El aumento observado en el periodo de enero a marzo es significativo, ya que supera en 1,5 puntos el incremento registrado en el trimestre anterior. Esto implica que el coste laboral ha estado aumentando de manera consistente durante once trimestres consecutivos, lo cual refleja una tendencia sostenida de alzas interanuales en los costos laborales.

El primer trimestre de 2024 destaca por haber registrado el avance interanual más pronunciado desde el inicio de la pandemia. Específicamente, desde el segundo trimestre de 2020, cuando el coste laboral experimentó una subida interanual del 8,1%, no se había visto un incremento de tal magnitud. Este notable crecimiento en el coste por hora trabajada pone de manifiesto las dinámicas cambiantes del mercado laboral y las presiones inflacionarias que están afectando a los costes de empleo.

Analizando los componentes del coste laboral, se observa que el coste salarial aumentó un 7,3% en el primer trimestre del año en comparación con el mismo trimestre de 2023. Por otro lado, los otros costes, que incluyen aspectos como las cotizaciones sociales y otros gastos relacionados con el empleo, subieron un 8%. Al excluir los pagos extraordinarios y atrasos, el coste laboral muestra un crecimiento interanual del 7,6% entre enero y marzo, lo cual subraya el incremento sostenido de los costos regulares de empleo.

Al ajustar los datos para eliminar los efectos estacionales y de calendario, el coste laboral por hora trabajada avanzó un 4,5% en el primer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2023. Aunque esta tasa es un punto inferior a la del trimestre previo, sigue reflejando una tendencia positiva. Este repunte en la serie corregida también contribuye a completar once trimestres consecutivos de tasas positivas.

En términos trimestrales, comparando el primer trimestre de 2024 con el último trimestre de 2023, el coste laboral por hora trabajada aumentó un 0,8% en la serie corregida de efectos estacionales y de calendario. Este incremento es cuatro décimas menor que el registrado en el trimestre anterior. A pesar de esta ligera desaceleración, la tendencia de crecimiento trimestral continúa, acumulando así once trimestres consecutivos de alzas trimestrales.

Por otro lado, si no se considera el ajuste estacional y de calendario, el coste laboral experimentó una caída del 8,4% entre enero y marzo. Esta disminución se debe principalmente al menor peso de los pagos extraordinarios en comparación con el trimestre anterior. Los pagos extraordinarios, que suelen incluir bonificaciones y otros incentivos no regulares, pueden variar significativamente de un trimestre a otro, afectando las comparaciones directas sin ajustes estacionales.

Los datos del primer trimestre de 2024 muestran un notable aumento en el coste por hora trabajada, impulsado por incrementos en los costos salariales y otros costes asociados al empleo. A pesar de algunas variaciones estacionales y ajustes de calendario, la tendencia general de crecimiento en los costos laborales se mantiene fuerte, reflejando las dinámicas actuales del mercado laboral y las presiones económicas que enfrentan las empresas en términos de costes de empleo.