15/06/2024 07:33:25 AM
15/06/2024 07:33:25 AM

El comercio online sigue creciendo en España: toda una revolución digital en marcha

El comercio electrónico en España sigue mostrando una sólida estabilidad y un crecimiento continuo, ya que una gran parte de la población opta por realizar sus compras a través de Internet, abarcando desde artículos de supermercado hasta ropa e incluso electrodomésticos.

En el año 2024 el número de compradores en línea se ha mantenido estable, con aproximadamente el 77% de los internautas entre 16 y 74 años utilizando Internet como su principal canal de compra, lo que representa alrededor de 26 millones de españoles. Aunque la cifra es ligeramente más alta entre las mujeres, la tendencia de combinar compras en línea y físicas sigue siendo predominante entre la mayoría de los compradores.

A pesar de esta sólida base de consumidores en línea, se ha observado una leve disminución en la frecuencia promedio de compra, alcanzando un promedio de 2.5 veces al mes, la cifra más baja desde 2019. Las categorías más populares de compra siguen siendo moda, entretenimiento/cultura, viajes/estancias y alimentación. No obstante, el gasto medio por compra ha experimentado una reducción a 69€, siendo los compradores más jóvenes quienes lideran en términos de gasto en comparación con los grupos de mayor edad.

 

Preferencia por dispositivos móviles

No es sorprendente que el 66% de los compradores prefieran utilizar sus smartphones para realizar compras en línea. La comodidad y la experiencia de usuario que ofrecen las aplicaciones móviles, junto con las promociones exclusivas y la rapidez en las transacciones, son aspectos altamente valorados por los usuarios en la era digital.

La búsqueda de información en Internet continúa siendo un paso crucial para los compradores, con un 93% de ellos recurriendo a este canal. Los marketplaces líderes como Amazon, Ebay o Aliexpress son fuentes de información indispensables para los usuarios, seguidos de cerca por los motores de búsqueda y los sitios web de las tiendas individuales. Además, las recomendaciones en línea y las opiniones de amigos y familiares siguen siendo factores determinantes en las decisiones de compra, subrayando la importancia del boca a boca y las interacciones sociales en el proceso de compra en línea.

Desafíos en el proceso de compra

Aunque los compradores continúan mostrando una alta satisfacción con los sitios web de compra que suelen frecuentar, es notable que un considerable número de ellos haya abandonado el proceso de compra en ciertas ocasiones. Las razones principales de este abandono son comprensibles: algunos usuarios prefieren tomarse más tiempo para considerar su compra antes de comprometerse, mientras que otros se ven desanimados por los gastos de envío, que a menudo están condicionados a un mínimo de compra para obtener el envío gratuito.

Además, la falta de información detallada sobre los productos puede generar incertidumbre en los compradores, llevándolos a reconsiderar su decisión de compra. Por último, la decepción al recibir un producto que no cumple con las expectativas de calidad esperadas puede resultar en una experiencia insatisfactoria para el consumidor.

En cuanto al tráfico hacia los Ecommerce, los profesionales de la industria digital señalan que proviene principalmente de las redes sociales y la publicidad en línea. Esta tendencia está en aumento, con una creciente integración de plataformas de Live Shopping, GPT y Realidad Virtual en el horizonte. Estas tecnologías emergentes están cambiando la forma en que los consumidores interactúan y realizan compras en línea, ofreciendo experiencias más inmersivas y personalizadas que pueden mejorar la participación del usuario y, en última instancia, impulsar las ventas en el comercio electrónico.